(AP)

Nueva York - El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, informó este domingo que la región de la capital y occidental del estado cumplen con seis de los siete requisitos para reabrir sus economías, que debido al coronavirus han estado en pausa desde el 22 de marzo, por lo que podrán unirse a otras cinco zonas que ya dieron ese paso el pasado viernes.

Durante su comparecencia diaria, Cuomo explicó que estas zonas, todas al norte del estado, sólo tienen que aumentar el personal de rastreo para el virus y aseguró que "trabajaremos con ellos" para lograrlo y aclaró que sólo se trata de un proceso administrativo.

Indicó además que la región de la capital necesita 166 rastreadores para un total de 383 y comenzar así la fase I de la reapertura que permite que ciertos negocios, entre ellos de construcción, manufactura y centros de ventas al por mayor, reinicien operaciones en momentos en que los casos del virus han seguido disminuyendo.

La región occidental debe contar con otros 352 para un total de 521 rastreadores, indicó el gobernador.

"Todavía hay la necesidad de aumentar el rastreo, la cantidad de personas que están preparadas para realizar el rastreo, y esa es una función puramente administrativa", indicó.

"Cuando esto se logre entonces se pueden abrir esas regiones", reiteró Cuomo, que durante la conferencia se sometió a la prueba nasal del COVID-19 tras lo cual exhortó a todos los residentes del estado a seguir sus pasos.

"No duele" señaló Cuomo, quien informó que la cifra de muertes sigue bajando con 139 para el sábado, comparado con las 157 del viernes.

No indicó números para los indicadores de nuevos contagio, intubaciones o personas en cuidados intensivos. "Estamos donde empezamos (antes del pico de los casos) y no queremos volver atrás", sostuvo.

Tras anunciar que cinco regiones entrarían en la primera fase de reapertura de la economía, Cuomo extendió esta semana al resto del estado su plan Nueva York en Pausa, que incluye el confinamiento, hasta el 28 de mayo y solo se levantará cuando esas regiones cumplen con los requisitos exigidos.

Para reiniciar sus operaciones se exige que registren dos semanas de caída en las muertes y hospitalizaciones, haya un ratio suficiente de camas hospitalarias y de cuidados intensivos y un plan para tener 30 rastreadores de contactos por cada 100,000 habitantes.

El gobernador anunció además que se trabaja en una iniciativa para brindar asistencia en salud mental a los residentes del estado que han sido afectados por la pandemia, bajo el nombre de "¿Cómo estás realmente?".

Recordó que hace 78 días que se declaró la pandemia en Nueva York, que ha afectado la vida de mucha gente, quehan estado sometidas a las directrices de permanecer en casa para evitar la propagación del virus.

El gobernador destacó que en Nueva York se realizan 40,000 pruebas del COVID-19 diariamente, mucho más que cualquier otro estado en EE.UU. per cápita o que cualquier país.

Anunció que la cadena de farmacias CVS se unirán a los sites que realizan esas pruebas, con la capacidad de hacer 50 o más por día en cada uno de sus sedes.


💬Ver 0 comentarios