Hal y Pierce Vaughan (semisquare-x3)
Hal y Pierce Vaughan (Facebook / Mike Ley)

El cielo es el límite. Hal Vaughan -padre de una azafata estadounidense- está claro, pues compró seis boletos de avión para pasar Nochebuena y Navidad con su retoño, quien tenía que laborar. 

Un pasajero, llamado Mike Levy, viralizó la adorable historia en redes, según el periódico HuffPost. Este publicó detalles y dos imágenes en Facebook de Hal y Pierce Vaughan, asistente de vuelo para la aerolínea Delta

Hal contó a Levy su historia durante una casual conversación a 30,000 pies de altura, mientras viajaban desde Florida hasta Detroit.

De acuerdo a la estación televisiva WXIA-TV, Hal fue: desde Nueva Orleans hasta Detroit, desde Detroit hasta Fort Myers, desde Fort Myers hasta Detroit, desde Detroit hasta Hartford, desde Hartford hasta Atlanta y desde Arlanta hasta Denver. 

Levy describió como "íncreible" el gesto del progenitor a Pierce. 

La azafata dijo a HuffPost: "Por primera vez mi papá viaja en cualquiera de mis vuelos. Él se rompió su cuello poco después de graduarme... Nunca había pasado Navidad sin mis padres".

Pierce agradeció a la aerolínea y personal de los aeropuertos por ayudar en los procesos de abordaje. También a Levy por capturar y compartir su historia.


💬Ver 0 comentarios