Bajo el programa DHAP, damnificados de desastres naturales pueden recibir asistencia de vivienda durante 18 meses (horizontal-x3)
Bajo el programa DHAP, damnificados de desastres naturales pueden recibir asistencia de vivienda durante 18 meses. (GFR Media)

Washington - Funcionarios electos y activistas boricuas reclamaron ayer a gobiernos estatales y locales ordenar sus políticas públicas para atender a desplazados por desastres naturales, tras la experiencia y los retos a los que aún se enfrentan los puertorriqueños que emigraron a EE.UU. como consecuencia del huracán María.

A casi un año del ciclón, los grupos Local Progress y Center for Popular Democraçy publicaron un informe que reúne iniciativas que existen en algunas jurisdicciones estadounidenses y recomiendan otras para obligar a los gobiernos locales a llenar los vacíos que deja el gobierno federal.

Las recomendaciones del informe incluyen crear centros de recursos con representación de múltiples oficinas del gobierno, entrenamientos para maestros, asistencia de salud mental, acceso a asistencia en el idioma español, programas de actividades comunitarias culturales y el reclamo a nivel local de asistencia federal.

El análisis, por ejemplo, reconoce que el gobierno de Florida estableció los centros de recursos con representación de varias agencias. Lo mismo hizo Connecticut, según la concejal de Hartford, Connecticut, Wildaliz Bermúdez.

El senador estatal de Florida Víctor Torres, sin embargo,  sostuvo que la asistencia federal y de la oficina del gobernador Rick Scott, en el área de vivienda, no ha sido suficiente en su estado.

La suerte de cientos de personas que han estado refugiadas en hospederías de Estados Unidos y Puerto Rico, por medio del programa de asistencia temporal de vivienda (TSA) de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) puede decidirse a más tardar mañana en un tribunal federal.

Según FEMA, 1,038 familias siguen viviendo en hospederías de 25 estados de Estados Unidos y Puerto Rico.

Julio López Varona, del Center for Popular Democracy, sostuvo que aún se desconoce cuál será el futuro de esas personas, que están principalmente refugiadas en Florida.

El senador Torres recordó que por meses pidieron a FEMA ofrecer a los refugiados el Programa de Asistencia de Vivienda Directa (DHAP), a lo que dijo no solo se negó la agencia federal, sino el gobierno de Puerto Rico.

Bajo el programa DHAP, damnificados de desastres naturales pueden recibir asistencia de vivienda durante 18 meses. Pero, FEMA ha indicado que ese programa es más burocrático que el que han ofrecido de "alquiler directo".

“Cuando llegué como refugiada no recibí ninguna ayuda del gobierno. Solicité asistencia alimentaria, Medicaid. Todo me fue negado. Las organizaciones comunitarias son las que están ayudando a la gente”, indicó Krizia López, quien ahora es parte del grupo Organize Florida y participó de una conferencia telefónica de los grupos cívicos y funcionarios electos.

Con el informe “Cuando ocurre un desastre”, Local Progress y el Center for Popular Democracy esperan incentivar a los gobiernos municipales, de condados y estatales a incrementar sus programas para asistir a personas desplazadas por desastres naturales.

Los grupos han dado particular atención a los boricuas que emigraron a Florida, Nueva York, Nueva Jersey, Connecticut, Massachusets y Pensilvania.


💬Ver 0 comentarios