(AP/Jacquelyn Martin)

Washington — Expertos del gobierno respaldaron el viernes un tratamiento experimental para niños con alergias al maní que podría convertirse en la primera opción aprobada por el gobierno federal para evitar reacciones que podrían ser mortales.

El tratamiento consiste en cápsulas diarias de polvo de maní que ayudan gradualmente a que los niños desarrollen tolerancia.

El panel de asesores de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) votó contundentemente en favor del tratamiento de la empresa Aimmune Therapeutics. El voto no vinculante representa en la práctica un respaldo para su aprobación.

La FDA habrá de tomar la decisión final en enero.

Los panelistas indicaron que el medicamento era una opción importante para los padres y niños que lidian con alergias al maní. Sin embargo, varios también indicaron estar preocupados, ya que la píldora debe tomarse continuamente para mantener su efecto.

Alrededor de 1.6 millones de niños y adolescentes en Estados Unidos serían elegibles para recibir el medicamento, que se vendería como Palforzia, destinado para menores de entre 4 y 17 años.

La alergia al maní es la alergia a alimentos más común en Estados Unidos. Actualmente el tratamiento estándar involucra limitar estrictamente la dieta de los menores. Esta estrategia no siempre funciona y 1 de cada 4 menores termina en las salas de emergencia cada año tras exponerse accidentalmente al cacahuate.

Los padres en la reunión del viernes exhortaron a que se aprobara el medicamento, y describieron la ansiedad de vigilar la dieta y rutina diaria de sus hijos, incluso al grado de evitar lugares y transporte público por posibles residuos de maní.

Son temores constantes y reales con consecuencias extremas”, dijo Cathy Heald de Dallas, cuyo hijo de 12 años participó en un estudio para el tratamiento.

Después de un año, aproximadamente 66% de los participantes del estudio que tomaron la cápsula podían tolerar el equivalente a entre tres y cuatro cacahuates, comparado con sólo 4% de los que recibieron el placebo. Al principio del estudio, la mayoría de los pacientes no podían tolerar ni una cantidad diminuta de maní.

Sin embargo, los beneficios del tratamiento incluyen riesgos. Más de 9% de los pacientes que tomaron la píldora reportaron severas reacciones alérgicas, más del doble de aquellos en el grupo placebo. Y, debido a los efectos secundarios, 11% de los pacientes no concluyeron el estudio.


💬Ver 0 comentarios