En la imagen, un ramo de flores depositado por dolientes cerca del lugar donde murieron 12 personas en una balacera, en Thousand Oaks, California, el 9 de noviembre de 2018. (semisquare-x3)
En la imagen, un ramo de flores depositado por dolientes cerca del lugar donde murieron 12 personas en una balacera, en Thousand Oaks, California, el 9 de noviembre de 2018. (AP/Damian Dovarganes)

Thousand Oaks, California - Las autoridades que investigan el motivo por el que un pistolero mató a 12 personas en un bar del sur de California no comentaron públicamente sus avances, pero al menos una publicación que hizo en Instagram después de empezar la masacre se convirtió en un punto focal inicial.

Las plataformas de redes sociales borraron esa y cualquier otra publicación luego de la masacre del miércoles en la noche. Pero un agente dijo que Ian David Long, un exmarine de 28 años, publicó sobre su salud mental y sobre si la gente creería que estaba cuerdo.

Las autoridades investigan además si Long creía que su exnovia podría estar en el Borderline Bar and Grill, dijo el policía, que estaba al tanto de la investigación pero no tenía autorización para hablar de ella en público y habló con The Associated Press bajo condición de anonimato.

Un segundo agente, el capitán de la policía del condado de Ventura, Garo Kuredjian, dijo que al parecer, en base a las marcas temporales, el pistolero detuvo la balacera en el bar e hizo una publicación en Instagram. Kuredjian apuntó que desconocía su contenido de ninguno de los posts. Instagram y Facebook suelen negarse a hablar sobre cuentas individuales y no respondieron a una petición para realizar comentarios.

Según las autoridades, el ataque tuvo una eficacia militar. Ninguno de los heridos presentaba lesiones por disparos. Cuando el agresor disparó su pistola del calibre .45, mató. Al parecer, Long se suicidó cuando docenas de policías llegaron a la zona de la masacre.

Mientras los investigadores trabajaban para determinar qué motivó la tragedia, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, culpó a una enfermedad mental y señaló que Long era un “cachorro muy enfermo” que “tenía muchos problemas”. En sus declaraciones en la Casa Blanca el viernes, el dirigente hizo alarde de sus esfuerzos para financiar la atención médica a veteranos con trastornos de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés).

Los investigadores no comentaron si una enfermedad mental tuvo algo que ver. Pero un especialista en salud mental que evaluó a Long luego de que la policía respondiese a una llamada sobre su comportamiento agitado la pasada primavera dijo que podría sufrir PTSD.


💬Ver 0 comentarios