El nombre del presidente Trump aparece impreso en un cheque de asistencia por el coronavirus. (AP)

El presidente Donald Trump, el secretario del Tesoro Steven Mnuchin —y ahora el Servicio Interno de Impuestos— solicitaron a las personas que recibieron pagos de ayuda por la pandemia dirigidos a contribuyentes fallecidos que los devuelvan al gobierno.

Sin embargo, ciertos juristas aseguran que no hay ley que obligue a la gente a hacerlo.

Algunos de los más de 130 millones de pagos efectuados a contribuyentes para que enfrenten el impacto económico del coronavirus dentro del plan de asistencia económica por 2,200 billones de dólares fueron enviados a personas que habían muerto. Esto se debió principalmente a un retraso en la información sobre esos fallecimientos. Esto ya ha ocurrido antes con los pagos de asistencia, y expertos fiscales aseguran que es casi inevitable.

Sin embargo, es la primera vez que el IRS —siglas en inglés del servicio de recaudación fiscal— pide a los familiares de contribuyentes fallecidos que regresen el dinero. Algunos juristas aseguran que el gobierno podría carecer de la autoridad legal para exigir la devolución. También dejan entrever que la medida podría ser simplemente una reacción del IRS a la presión ejercida por la Casa Blanca y el Departamento del Tesoro.

Trump y Mnuchin han dicho públicamente en las últimas semanas que el dinero enviado a los contribuyentes fallecidos debe ser devuelto. Sin embargo, el IRS no había emitido esta semana ninguna directriz formal en ese sentido. El miércoles actualizó su página de internet y afirmó que, si una persona falleció antes de que el pago fuese emitido, el dinero debe ser regresado. También indica cómo hacerlo.

El IRS y el Tesoro no dicen qué pasará si los pagos no son devueltos o reembolsados de alguna otra forma.

La exactivista en pro de los contribuyentes Nina Olson dijo que no hay nada en la ley que prohíba el envío de los pagos a los muertos, ni nada que obligue a la gente a devolver los cheques. Olson subraya que el IRS no mencionó en su página de internet que la ley obligue a regresar el pago.

“Comenzamos con esas dos declaraciones, y de ahí para atrás”, dijo Olson, que ahora dirige el Centro por los Derechos de los Contribuyentes, una organización sin fines de lucro.

El Tesoro no respondió a múltiples solicitudes para que hiciera declaraciones.

Los pagos de asistencia a los contribuyentes se han hecho conforme a la información presentada en sus declaraciones fiscales de 2019 o 2018. Pero son considerados un reembolso de los impuestos de 2020. El gobierno utilizó las formas fiscales previas para ayudar a agilizar pagos al público a fin de compensar en algo la devastación económica derivada de la pandemia de coronavirus.

El problema es que algunas de las personas que declararon sus impuestos podrían ya no estar vivas. Esos pagos se envían a un heredero o a un albacea. Si el pago se basó en la última declaración fiscal después del fallecimiento, el cheque para enfrentar el impacto económico incluso podría indicar a un lado del nombre que la persona ha fallecido.

Es confuso en el mejor de los casos. Pero también sería un caos legal y logístico que el gobierno intentara recuperar todo el dinero, y es improbable que lo haga, dijeron Olson y otras personas.

“No tienen un fundamento legal con el cual respaldarse”, agregó.

El plan de rescate por el coronavirus, que incluye los pagos de asistencia, fue aprobado a finales de marzo. El gobierno comenzó a entregarlos en abril. No hay una cifra oficial de cuántos fueron enviados a personas fallecidas.

Bryan Camp, profesor de derecho en la Universidad Tecnológica de Texas, es más cauteloso. Dijo que la legalidad del pago podría depender más de la fecha del fallecimiento de la persona. Si alguien murió en 2020, los familiares sí podrían quedarse con el dinero, pero si falleció antes, posiblemente no.

Sin embargo, las directrices del IRS son más vagas: sólo que la muerte debe ser previa a los pagos, algunos de los cuales siguen pendientes.

Olson y otras personas, incluyendo a Keith Fogg, profesora clínica de derecho en Harvard, no prevén que el gobierno recurra a medidas extremas para recuperar el dinero. De acuerdo a la forma en que la ley está redactada, se encontraría en la difícil posición de demostrar que los sobrevivientes no tienen derecho a los pagos en primer lugar.

“Si alguien muere en marzo de COVID-19, ¿en verdad le van a decir (a los sobrevivientes de esa persona) que tienen que devolver el pago?", preguntó Olson. “No. Aceptaré la demanda”.

Entonces, ¿qué deben hacer las personas que hayan recibido un cheque a nombre de un fallecido?

Camp dice que, si no está dirigido a uno, que lo regrese. Olson dice que se lo quede, el IRS ha cambiado de parecer antes respecto de algunas reglas y podría hacerlo otra vez.

“Si usted se siente mal, regréselo. Si no se siente mal yo no le diría que tiene que devolverlo”, declaró Fogg. “No se está violando la ley a mi parecer”.

El demócrata Richard Neal, presidente de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, coincidió en señalar que no hay nada en la ley que obligue a la devolución del dinero.

Aunque las familias que no necesitan los fondos deberían regresarlos, “algunas familias que recibieron los pagos podrían aprovechar la asistencia para cubrir los costos asociados con perder a un ser querido debido al coronavirus”, dijo Neal en un comunicado. “Las personas con ese tipo de necesidad deberían poder utilizar el dinero durante su crisis”.


💬Ver 0 comentarios