Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Dos personas colocan paneles de madera en Confederate House en el centro de la ciudad de Charleston, en Carolina del Sur. (AP) (semisquare-x3)
Dos personas colocan paneles de madera en Confederate House en el centro de la ciudad de Charleston, en Carolina del Sur. (AP)

Luego que el huracán María impactó a Puerto Rico, Jessica Vargas decidió brindarle refugio a su familia de Bayamón en su hogar en Carolina del Norte. La familia tomó lo poco que les dejó el ciclón, emprendió vuelo y llegó al Condado Wake en busca de un nuevo hogar y sustento. Ahora, un año después, se enfrentan a un huracán mayor que promete dejar a su paso grandes inundaciones.


💬Ver 0 comentarios