Los policías fueron identificados como Jesse Wilson y James Brown. (semisquare-x3)
Los policías fueron identificados como Jesse Wilson y James Brown. (Pexels)

Atlanta - Dos agentes de la Oficina de Investigaciones de Georgia (GBI por sus siglas en inglés) renunciaron después de tomarse una foto con la cabeza decapitada de un hombre, informó el organismo hoy, jueves.

La vocera del GBI, Nelly Miles, dijo que Jesse Wilson y James Brown hubieran sido despedidos de no haber renunciado.

Y es que Brown tomó una foto a su compañero posando con los restos de Robert Page, quien -según las autoridades- fue desmembrado por un vecino.

En noviembre, se denunció la desaparición de Page. Las autoridades siguieron un rastro de sangre que conducía al patio de Christian Ponce Martínez, donde descubrieron los restos ocultos bajo una lona.

El supuesto perpetrador fue arrestado bajo cargos de homicidio.


💬Ver 0 comentarios