El liderato republicano reveló anoche el proyecto que persigue aprobar los presupuestos de las oficinas que están bajo un cierre parcial del gobierno federal. (semisquare-x3)
El liderato republicano reveló anoche el proyecto que persigue aprobar los presupuestos de las oficinas que están bajo un cierre parcial del gobierno federal. (AP)

Nueva York - La propuesta de los republicanos Senado que permitiría terminar con el cierre parcial del gobierno federal y financiar nuevas “barreras físicas” en la frontera con México, no incluye los $600 millones en fondos de asistencianutricional de emergencia que aprobó la Cámara de Representantes federal y que rechazó la Casa Blanca.

La legislación tampoco incorporó el lenguaje de la Cámara baja que permitiría revivir la dispensa a Puerto Rico y las Islas Vírgenes estadounidenses en el pareo del costo que tiene para FEMA la remoción de escombros y medidas de emergencia relacionados al huracán María, confirmó la jefatura republicana del Comité de Asignaciones del Senado.

Fuera de la legislación del Senado está, además, la asignación de $25 millones para la restauración del Caño Martin Pena que recomendó la Cámara baja federal.

El presidente del Comité de Asignaciones del Senado, el republicano Richard Shelby (Alabama), presentó el lunes en la noche el proyecto de ley que persigue aprobar los presupuestos de las oficinas que están bajo un cierre parcial del gobierno federal, asignar $5,700 millones para financiar partes del muro en la frontera que demanda el presidente Donald Trump y extender por tres años la autorización de residencia y trabajo para cerca de 700,000 jóvenes indocumentados que han estado beneficiados por el decreto DACA.

Debido a que la medida requiere el visto bueno de por lo menos siete de los demócratas del Senado y es rechazada por la mayoría demócrata de la Cámara baja, la medida no avanzaría ni permitiría resolver el cierre parcial del gobierno federal, que dura ya 32 días.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky), anunció que llevará la medida a votación el jueves.

Si la medida no alcanza los 60 votos que requiere – los republicanos tienen una mayoría de 53 de 100 senadores-, MccConnell permitirá una votación que simplemente extienda por tres semanas los presupuestos de las oficinas del gobierno federal que llevan cerradas parcialmente desde el 22 de diciembre.

“La propuesta que consideraremos aquí en el Senado, es la única que puede ser firmada por el presidente (Trump) y permitir la reapertura del gobierno…es la única propuesta”, dijo McConnell, antes del acuerdo con el líder de la minoría demócrata, Charles Schumer (Nueva York).

Para poder iniciarse el debate no puede haber oposición expresar de un senador. Y para poder pasar a votación final requiere el visto bueno de 60 de los 100 senadores. Los republicanos tienen una mayoría de 53 senadores.

La asignación de $600 millones en fondos de asistencia alimentaria fue aprobada la semana pasada en la Cámara de Representantes. Pero, tiene la oposición de la Casa Blanca, que la considera “excesiva” e “innecesaria”.

Para la Oficina de Presupuesto y Gerencia de la Casa Blanca (OMB), los $1,270 millones asignados en octubre de 2017, que se agotan en marzo, debieron de haber durado todo este año fiscal federal, que termina en septiembre, según fuentes.

Según fuentes, el gobierno de Trump considera que el dinero se acaba por la decisión del gobierno de Puerto Rico de flexibilizar el acceso al PAN, para agregar más personas y aumentar los beneficios de los que ya estaban en el programa.

Una fuente legislativa sostuvo que en cierta medida los demócratas parecen reconocer esa realidad, pues el lenguaje aprobado en la Cámara baja extiende el uso de los $600 millones que solicita el gobierno de Puerto Rico hasta septiembre de 2020, no hasta septiembre de 2019.

Los $600 millones en fondos adicionales de asistencia nutricional serían independientes a los cerca de $1,800 millones que anualmente recibe Puerto Rico bajo el Programa de Asistencia Nutricional (PAN).


💬Ver 0 comentarios