(semisquare-x3)
El gobernador de Florida, Rick Scott, durante una visita a la isla tras el huracán María. (GFR Media)

Washington - El speaker Paul Ryan dijo hoy que no tiene razón para disputar que las muertes ocurridas como consecuencia de la catástrofe causada por el huracán María en Puerto Rico se aproximaron a las 2,975, pero afirmó que son hechos que suceden “cuando un horrible huracán golpea a un lugar aislado como una isla”.

Puerto Rico, dijo Ryan, “fue devastado”. “Recorrí toda la isla, y es una isla aislada que perdió su infraestructura y la energía eléctrica durante mucho tiempo. No se podía llegar a la gente durante mucho tiempo en la isla porque carreteras fueron arrasadas, la energía se fue y las bajas (muertos) se acumularon durante mucho tiempo”, agregó.

Para el presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, las muertes a causa de un desastre natural “no hacen a una persona lucir mal”.

Esta mañana, el presidente Donald Trump estremeció el debate político al alegar, falsamente, que es una invención de los demócratas la cifra que estima en 2,975 las muertes ocurridas en Puerto Rico que se relacionan a la catástrofe causada por el huracán María.

El liderato demócrata censuró con fuerza las declaraciones de Trump. “Esta es una mentira rotunda @realDonaldTrump. El gobierno de Puerto Rico elevó el número oficial de víctimas a 2,975 personas después de estimados múltiples y creíbles”, indicó la senadora demócrata Elizabeth Warren (Massachusetts).

Otros altos líderes vinculados a los demócratas, como el senador independiente Bernie Sanders y los senadores Bill Nelson, y Robert Menéndez, entre muchos otros, denunciaron las expresiones de Trump.

Los demócratas boricuas del Congreso Nydia Velázquez, Luis Gutiérrez, José Serrano y Darren Soto reaccionaron indignados. El congresista Soto, por ejemplo, sostuvo que Trump ha querido “bailar sobre las tumbas” de los puertorriqueños “para disfrazar su incompetencia”.

Voces republicanas de Florida, entre ellos el gobernador Rick Scott, el candidato a gobernador Ron DeSantis, y los congresistas Carlos Curbelo e Ileana Ros Lehtinen, han denunciado también las expresiones de Trump. “Estoy en desacuerdo con el presidente de Estados Unido: un estudio independiente dijo que se perdieron miles (de vidas) y el gobernador Rosselló estuvo de acuerdo. He estado en Puerto Rico 7 veces y vi la devastación de primera mano. La pérdida de cualquier vida es trágica; la cantidad de vidas perdidas como resultado de María es desgarradora. Continuaré ayudando a (Puerto Rico”, indicó el gobernador Scott, en un tuit.

La republicana Ros Lehtinen, quien se retira este diciembre del Congreso, afirmó, por su parte, que es “alucinante” escuchar los comentarios de Trump. En declaraciones a periodistas, dijo que los hechos son conocidos y que considera que es real el número de muertes, unas 2,975, que ha estimado la Universidad de George Washington y aceptado el gobierno de Puerto Rico.

Al criticar a Trump, Ros Lehtinen, de origen cubano, utilizó la frase “mente deformada”, según una reportera de PBS.

El senador demócrata Bill Nelson, elegido por Florida y cuyo escaño busca Scott en las elecciones de noviembre, dijo que son vergonzosas las expresiones de Trump en las que sostiene que son una invención de los demócratas la cifra de cerca de 3,000 muertes que ocurrieron en Puerto Rico relacionadas al azote del ciclón.

“Merecemos y esperamos más de alguien que ocupa el más alto puesto público en nuestro país”, indicó Nelson.


💬Ver 0 comentarios