En la foto una vista panorámica de un sector en Yabucoa con una gran cantidad de residencias con toldos (semisquare-x3)
En la foto una vista panorámica de un sector en Yabucoa con una gran cantidad de residencias con toldos. (GFR Media)

Washington - Una investigación del FBI reveló otro caso en el que una empresa estadounidense contratada por la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) incumplió un acuerdo de más de $30 millones para proveer toldos de lona que ayudaran a mitigar la emergencia ocurrida en Puerto Rico tras el huracán María.

Según declaraciones juradas reseñadas por la publicación Daily Beast, el FBI imputó a la empresa Textile Corporation of America (TCA), de Tenesí, fabricar evidencia para obtener, entre otros, un contrato con FEMA de suministro de toldos para atender los desastres causados por los huracanes de 2017.

Junto a las falsas representaciones que alega en torno a TCA, el FBI también indicó que una de sus subsidiarias, Master Group (Mgusa), presentó copias fabricadas de factura y transferencias bancarias para ocultarle a FEMA que adquiría las lonas en China, en violación de normas federales.

FEMA otorgó a Mgusa contratos de hasta $30.8 millones para el suministro de lonas, antes de pagarle cerca de $3.7 millones debido a problemas de calidad.

Previamente, el inspector general interino de la OIG, John V. Kelly, concluyó que FEMA incumplió sus normas de contratación al otorgar en 2017 otros dos contratos, también de más de $30 millones, a la empresa Bronze Star para la recuperación de Puerto Rico. Los contratos, para el suministro de toldos y rollos plásticos, tuvieron que ser cancelados, ante la falta de cumplimiento de la empresa.

Según declaraciones juradas presentadas en octubre y febrero pasados en un tribunal federal de Tenesí, TCA fabricó documentos sobre la promesa de establecer una planta textil en Pikeville, Tennessee, con el fin de obtener subvenciones de la Autoridad del Valle de Tenesí (TVA), que es una entidad federal, y el Departamento de Desarrollo Económico y Comunitario de ese estado.

Más de un millón de dólares de las subvenciones recibidas por TCA se destinaron a financiar las gestiones de su subsidiaria Mgusa, que por medio de un contrato de $30.8 millones con FEMA se comprometió a entregar hasta  475,000 lonas. En vez de operar su instalación de Pikeville como una planta manufacturera, TCA almacenó allí los toldos adquiridos por Mgsua en China.

La OIG del Departamento de Seguridad Interna llevó a cabo su propia investigación, en la que determinó que Mgsua alegaba haber comprado los toldos en una empresa taiwanesa que no existe. Según el Inspector General,  la empresa presentó documentos fraudulentos para ocultar que compró los toldos en China.

Mgusa llegó a entregar a FEMA 58,000 toldos y recibió pagos por $3.7 millones antes de que los contratos fueran suspendidos debido a problemas de calidad y a que el producto fuera adquirido en China.

TCA es propiedad de los hermanos Karim Rahim Sadruddin, ciudadanos estadounidenses de origen paquistaní. Con la empresa manufacturera que nunca establecieron y que usaron de base para obtener las subvenciones federales


💬Ver 0 comentarios