(semisquare-x3)
Foto de archivo, 14 de marzo de 2019 de Roger Stone, un confidente del presidente Donald Trump, al salir de la corte federal en Washington donde se le acusa de falso testimonio entre otros cargos. (AP/Cliff Owen, File)

Washington — El exasesor del presidente Donald Trump, Roger Stone, ha pedido a un juez federal que obligue al Departamento de Justicia de Estados Unidos a entregarle una copia completa del informe del fiscal especial sobre la injerencia rusa como parte de las pruebas en su juicio penal.

Stone se ha declarado inocente de mentir al Congreso, manipular testigos y obstruir una investigación del Congreso sobre la posible coordinación entre Rusia y la campaña presidencial de Trump de 2016.

En un documento presentado el viernes por la noche, sus abogados dijeron que tiene derecho a conocer el informe confidencial del fiscal Robert Mueller -presentado al secretario de Justicia el mes pasado- porque ayudaría a fundamentar su argumento de que la investigación tiene problemas constitucionales.

Por otra parte, un excolaborador de Stone que recibió una orden de comparecer ante un jurado investigador preguntó a una corte federal de apelaciones si le corresponde declarar ahora que ha finalizado la investigación de la injerencia rusa.

Los defensores de Stone también alegaron el viernes por la noche que su cliente es objeto de acusaciones selectivas, cuestionaron la constitucionalidad de la designación de Mueller y que éste no estaba autorizado a juzgarlo por mentir al Congreso.

Alegan que el Congreso no hizo un pedido formal al Departamento de Justicia sobre el testimonio de Stone, por lo cual la investigación de Mueller constituye una "violación de la separación de poderes".

Los abogados sostienen en su documento que tienen derecho a conocer en privado el informe de casi 400 páginas que Mueller presentó al secretario William Barr a fines del mes pasado y que se les "debe permitir estudiar el Informe en su integridad, porque contiene las pruebas del gobierno y conclusiones en asuntos esenciales para la defensa de Stone".

"Para decirlo claramente, Stone no pide que se revele el Informe al mundo, sino sólo a sus abogados para que ayude a preparar su defensa", escribieron los abogados.

Stone, cuyo juicio está previsto para comenzar en noviembre, se ha declarado inocente y ha dicho que la investigación obedece a motivos políticos.

Stone se ha declarado inocente de los cargos que se derivan de las conversaciones que mantuvo durante la campaña sobre WikiLeaks, el grupo antisecrecía que reveló información robada a grupos demócratas, incluido el equipo de la campaña de la entonces candidata presidencial Hillary Clinton.


💬Ver 0 comentarios