El congresista Charles Schumer. (AP)

Washington -  El líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), dijo hoy que la oportunidad de los demócratas para lograr una asignación en fondos de Medicaid que evite el colapso la primavera próxima del sistema de salud de Puerto Rico será en noviembre, cuando se quiere aprobar un ómnibus con las asignaciones generales del presupuesto para el año fiscal federal 2020.

“Queremos incluirlo en el ‘presupuesto grande’. Estamos peleando por eso”, afirmó Schumer, al responder una pregunta de El Nuevo Día luego de participar en la conferencia de prensa de varias organizaciones de la diáspora que convocaron para hoy el “Día de Acción por Puerto Rico”, en reclamo de medidas que ayuden a la reconstrucción de la isla, a dos años del huracán María.

Esta misma semana, la Cámara de Representantes puede aprobar la resolución que extendería los gastos federales vigentes hasta el 21 de noviembre, con la esperanza de lograr un acuerdo para entonces sobre todo el presupuesto 2020.

Aunque el liderato del Congreso ha advertido que la resolución solo incluiría el lenguaje dirigido a extender el presupuesto vigente, tanto la gobernadora Wanda Vázquez Garced como la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, han solicitado que se incluya el mismo nivel de fondos de Medicaid que la isla ha recibido principios de 2018 – unos $230 millones mensuales-, en espera de un acuerdo final sobre el futuro de ese financiamiento. La comisionada ha reconocido que esa es una batalla complicada.

De acuerdo a la directora interina de la Administración de Seguros de Salud (ASES), Yolanda García, al gobierno le quedarán sin utilizar unos $400 millones de la asignación de $4,800 millones que fue otorgada como medida de emergencia tras el huracán María y que ha permitido financiar al 100% el plan de salud Vital del gobierno de Puerto Rico.

A partir de octubre, el gobierno de Puerto Rico tendría entonces que depender primero de los $586 millones que aún tiene como reserva de las asignaciones de la ley Obamacare y para enero de 2020 prácticamente solo de las asignaciones anuales permanentesdel programa de Medicaid.

En el año fiscal federal 2019, Puerto Rico tuvo a su disposición $366.7 millones en fondos de Medicaid y otros $56.5 millones del programa conocido en inglés como “Enhanced Allotment Plan”, indicó García.

Pero, además, a partir del 1 de octubre cada servicio de Medicaid tendría que volver a ser financiado en un 45% con los fondos del gobierno de Puerto Rico.

La directora interina de ASES calculó que los fondos actuales permitirían financiar el sistema de salud de la isla hasta el primer trimestre de 2020.

Sin por lo menos nivelar las asignaciones federales a la financiación que tuvo la isla bajo la ley Obamacare, ASES ha advertido que casi la mitad de los 1.25 millones de personas adscritas al plan Vital del gobierno de Puerto Rico quedarán sin servicios médicos.


💬Ver 0 comentarios