Marco Rubio, senador republicano (semisquare-x3)
Marco Rubio, senador republicano. (EFE)

Washington.-  El Senado estadounidense no suspenderá sus sesiones de esta semana hasta lograr un acuerdo sobre el proyecto de asistencia por desastres que pueda ser aprobado, dijo esta mañana el líder de la mayoría republicana, Mitch McConnell (Kentucky).

“Tenemos que hacer esto hoy. El Senado no se va hasta tomar acción. Votaremos esta semana”, indicó McConnell, al abrir los trabajos del día.

Para McConnell se ha jugado política baja sobre este asunto, pero afirmó que a los damnificados de recientes desastres naturales no les interesa escuchar las diferencias entre los demócratas y la Casa Blanca, pues “simplemente quieren el alivio que necesitan y por el cual han estado esperando”.

El líder de la minoría demócrata del Senado, Charles Schumer (Nueva York), afirmó que no hay diferencias entre los senadores republicanos y demócratas en torno a los fondos para atender a las jurisdicciones asoladas por desastres naturales, sino por asuntos desvinculados a esas emergencias.

Schumer indicó que si no se logra un acuerdo sobre los demás temas – como las asignaciones para atender a los inmigrantes que llegan a la frontera con México-, la mayoría republicana debe llevar a votación la legislación solo con los temas relacionados a la asistencia por desastres.

A punto de iniciar su receso en ocasión del "Memorial Day", el Senado estadounidense buscaba esta mañana aún un acuerdo final sobre el proyecto de ley que busca mitigar recientes desastres naturales, aún después de lograr una transacción sobre el nivel de asignaciones para Puerto Rico.

En Twitter, el senador republicano Marco Rubio (Florida) – en momentos en que muchos de sus colegas guardan silencio-, dijo que las diferencias sobre las peticiones del presidente Donald Trump para financiar los gastos del gobierno federal en la frontera con México, eran el centro de la discordia.

La Cámara baja tiene previsto suspender sus sesiones al mediodía, hasta el 3 de junio.

El Senado también ha tenido programado iniciar hoy el receso legislativo.

El martes, el senador Rubio, quien es miembro del Comité de Asignaciones, dijo que con respecto a Puerto Rico “hemos alcanzado un acuerdo sobre la asistencia por desastres que puede ser aprobado por ambas cámaras del Congreso y que el presidente firmaría”.

Previamente, el presidente del Comité de Asignaciones, el republicano Richard Shelby (Alabama), no había garantizado el visto bueno de la Casa Blanca al acuerdo sobre la isla, pero reconocido que se había logrado un consenso.

Pero, como otras fuentes, Rubio reconoció entonces que aún quedaban otros asuntos pendientes que se necesitaban amarrar para tener un acuerdo final sobre todo el  proyecto de ley, que tiene el propósito principal de atender a estados  asolados por desastres naturales ocurridos en 2018 y 2019.

Rubio afirmó anoche que aún hay “diferencias significativas” entre republicanos y demócratas sobre los fondos para atender a los inmigrantes que llegan a la frontera estadounidense con México.

A principios de esta semana, el portavoz de la minoría, Charles Schumer (Nueva York), también destacó los avances sobre los fondos para Puerto Rico.

Schumer ha liderado en el Senado el reclamo a favor de asignaciones adicionales para la isla, tras la oposición del presidente Donald Trump a otorgar nuevos fondos para mitigar la devastación provocada por el huracán María, que causó unas 3,000 muertes y $100,000 en daños en Puerto Rico.

Todo el debate ha sido impactado por las falsas alegaciones del presidente Trump en el sentido de que se le han asignado $91,000 millones a Puerto Rico para su recuperación y reconstrucción. Los datos oficiales indican que los fondos prometidos rondan los $48,000 millones, de los cuales se han desembolsado menos de $20,000 millones y casi nada para el proceso de reconstrucción.

La batalla sobre las investigaciones en la Cámara baja sobre el presidente Trump - incluida las denuncias del informe Mueller sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016-, agrava aún más el ambiente entre la Casa Blanca y los demócratas.

 La Cámara baja ha aprobado, desde enero, dos proyectos de ley para asistir a comunidades asoladas por desastres naturales recientes.  El Senado, no obstante, no ha podido lograr los 60 votos que se requieren, de 100, para avanzar alguna legislación.

Los proyectos republicanos y demócratas han coincidido en proponer los $600 millones en fondos de ayuda nutricional a la isla y $5 millones para financiar un estudio sobre el impacto de esa asistencia alimentaria en la isla.

Las medidas aprobadas en la Cámara baja incluyen una nueva dispensa al gobierno de Puerto Rico en el pareo de fondos que tienen que hacer los gobiernos locales para obtener reembolsos de FEMA por medidas de emergencias relacionadas a un desastre natural, y $25 millones destinados a la restauración del caño Martín Peña.

En el Senado, los demócratas luego sustituyeron en su proyecto la dispensa de FEMA y los $25 millones para el caño Martín Peña por asignaciones que suman $462 millones adicionales: $304.4 millones en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR); y $157.7 millones para proyectos de infraestructura de agua. 

La minoría demócrata también ha defendido un lenguaje que ordene al gobierno federal a desembolsar en 90 días los fondos CDBG-DR ya asignados a la isla.

Como presidente del Comité de Asignaciones, el senador republicano Richard Shelby (Alabama), sostuvo que como parte de las negociaciones ofreció aceptar los $300 millones en fondos adicionales a través del programa CDBG-DR.

Los detalles de los acuerdos sobre la isla aún no han sido anunciados, en espera de una transacción sobre todo el proyecto de ley que en la Cámara baja tiene un costo de $19,000 millones.


💬Ver 0 comentarios