El uso del cigarillo electrónico ha provocado, al menos, 18 muertes en lo que va de año en Estados Unidos, según cifras del Departamento de Salud. (EFE)

Un tribunal de Nueva York ha decidido suspender temporalmente la prohibición de vender cigarrillos electrónicos de sabores que había sido ordenada por las autoridades estatales, después de una demanda presentada por compañías del sector.

El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció el pasado 17 de septiembre la imposición de esta prohibición, cuya entrada en vigor debería haber comenzado este viernes.

Sin embargo, la Asociación Tecnológica del Vapor, con sede en Washington y que agrupa a varias empresas dedicadas al vapeo, denunció a Cuomo y al Departamento de Salud del estado de Nueva York por considerar que dicha prohibición excede sus prerrogativas administrativas y constitucionales, informaron hoy varios medios locales.

Está previsto que el juez celebre una vista el próximo 18 de octubre en la que podría tomar una decisión preliminar sobre la cuestión.

Se da la circunstancia de que ayer las autoridades sanitarias de Estados Unidos anunciaron que 18 personas han muerto y más de 1,000 se han visto afectadas por unas misteriosas lesiones pulmonares vinculadas con los cigarrillos electrónicos de sabores y la nicotina líquida para vapeo.

En menos de una semana, el número de casos ha crecido un 25 % al pasar de 805 en la semana pasada a 1,080 en esta, de acuerdo a los datos publicados este jueves por los gubernamentales Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, en inglés).

El pasado 17 de septiembre, Coumo aseguró: "Es innegable que las empresas de vapeo están usando deliberadamente sabores como el chicle (...) y el algodón de azúcar para enganchar a los jóvenes a los cigarrillos electrónicos. Es una crisis de salud pública y termina hoy".

"Nueva York no espera a que el Gobierno federal actúe, y prohibiendo los cigarrillos electrónicos con sabor protegemos la salud pública y ayudamos a evitar que innumerables jóvenes asuman hábitos costosos, insalubres y potencialmente mortales", agregó.

La administración de Cuomo ya ha tomado varias medidas en contra del tabaquismo juvenil, entre ellas aumentando la edad de fumar legalmente de 18 a 21 años.

Esta prohibición no incluye el sabor mentol, aunque el Departamento de Salud aseguró que lo evaluaría.

Según datos del Departamento de Salud, el 40 % de los estudiantes de último año de escuela superior y el 27 % de los estudiantes de escuela superior en este estado usan cigarrillos electrónicos.

También señalan que en 2018 el 27,4 % de los estudiantes en escuela superior usaban el cigarrillo electrónico, un 160 % más que en 2014, cuando el porcentaje era del 10,5 %.

En el otro extremo, los dueños de tiendas de vapeo aseguran que la acción de la administración de Cuomo resultará en la pérdida de miles de empleos y llevará a muchos que utilizan los cigarrillos electrónicos en su intento por dejar de fumar a volver al uso de los cigarrillos tradicionales. 


💬Ver 0 comentarios