El mandatario indicó: "Hemos invertido mucho dinero y mucho esfuerzo en Puerto Rico. Y creo que la mayoría de la gente en Puerto Rico realmente aprecia lo que hemos hecho".

Washington - En reacción a los informes de que el huracán María causó unas 2,975 muertes en Puerto Rico, el presidente de EE.UU., Donald Trump, insistió hoy en que su gobierno hizo “un trabajo fantástico” en la isla.

“Pusimos mucho dinero y mucho esfuerzo en Puerto Rico”, sostuvo, al recordar, en declaraciones a periodistas en la Casa Blanca, los problemas que ha tenido la isla con el sistema eléctrico.

"Texas se recuperó rápido y la gente fue increíble. Florida se recuperó rápido y todo el mundo trabajo duro. Puerto Rico fue más difícil por el hecho de que es una isla y es más difícil enviar cosas a la isla. Solo espero que no sean azotados (por un huracán) otra vez", añadió.

El estudio que encomendó el gobierno de Ricardo Rosselló al Instituto Milken de Salud Pública de la Universidad George Washington reveló que las muertes a causa del ciclón alcanzaron las 2,975, en medio de una evidente falta de preparación de las autoridades puertorriqueñas y estadounidenses.

Dijo, además, que cree que “la mayoría de las personas de Puerto Rico realmente aprecian lo que hemos hecho”.

La cifra, que ha acogido el gobierno boricua, duplica los estimados de las muertes en exceso que había dado el Registro Demográfico de Puerto Rico para los meses de septiembre de 2017 a febrero de 2018 -1,427-, y vuelve a poner en perspectiva la emergencia que provocó un huracán, que dejó a las autoridades puertorriqueñas y estadounidenses sin poder dar una respuesta eficaz.

Los más vulnerables – los de menos recursos económicos y los de mayor edad-, se enfrentaron al mayor riesgo, reconoció ayer Carlos Santos Burgoa, principal investigador del estudio que le encomendó el gobernador Rosselló a la institución universitaria estadounidense.

La Casa Blanca, el mismo martes en que se publicó el estudio, afirmó que el presidente Trump sigue “orgulloso” de la respuesta federal a la emergencia. Pero, consecuentemente, el gobierno de EE.UU. ha indicado que el conteo de muertos era asunto del gobierno de Rosselló.

Previamente, Trump se ha dado un “10 de 10” en la respuesta a la emergencia en Puerto Rico, pero a la misma vez indicado que líderes en la isla querían que se les hiciera todo y comentado que el huracán le costó mucho dinero al gobierno federal.

“El gobierno federal ha apoyado los esfuerzos del gobernador Rosselló para garantizar una rendición de cuentas completa y la transparencia sobre  las víctimas mortales resultantes de los huracanes del año pasado: el pueblo estadounidense, incluidos los que lloran la pérdida de un ser querido, no merece menos”, indicó, por su parte, la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

De acuerdo a Sanders, el gobierno de Trump está dedicado a “la recuperación y preparación de Puerto Rico para la actual temporada de huracanes”.

El martes, por su lado, la  congresista demócrata Nydia Velázquez (Nueva York) afirmó que el estudio de la Universidad George Washington refleja la “desastrosa respuesta” del gobierno federal y las fallas del gobierno de Puerto Rico. "Estas cifras son solo las más recientes para subrayar que la respuesta federal a los huracanes fue desastrosamente inadecuada”, agregó.


💬Ver 0 comentarios