En la foto la senadora demócrata Elizabeth Warren (semisquare-x3)
En la foto la senadora demócrata Elizabeth Warren. (AP Photo/Charles Krupa)

Washington - El presidente estadounidense, Donald Trump, cargó hoy contra la senadora demócrata Elizabeth Warren, que este lunes anunció los resultados de una prueba de ADN para confirmar sus supuestas raíces indígenas, y la volvió a llamar "Pocahontas", una burla de su hipotético linaje nativo americano.

"Pocahontas (la versión mala), a veces llamada Elizabeth Warren, está siendo criticada. Se hizo una prueba de ADN falsa y demostró que puede ser 1/1.024 (nativa americana), mucho menos que el estadounidense promedio", apuntó Trump en su cuenta oficial de Twitter.

El diario The Boston Globe publicó este lunes el resultado de una prueba de ADN que, en primer lugar, se aseguró que demostraba "pruebas sólidas" de que hubo un nativo americano en el árbol genealógico de Warren.

Sin embargo, horas más tarde, el rotativo de Boston reconoció que hubo un "error matemático" al calcular la herencia genealógica de Warren y que, en realidad, la política tiene entre 1/64 y 1/1.024 de origen nativo americano.

"Ahora que sus reclamos de tener herencia india han resultado ser una estafa y una mentira, Elizabeth Warren debería disculparse por perpetrar este fraude contra el público estadounidense", apuntó Trump .

Además de la rectificación del periódico, la tribu indígena Nación Cherokee aseveró el lunes que el uso de una prueba de ADN para demostrar "cualquier conexión" con orígenes nativo americanos "es inapropiado e incorrecto".

"Las naciones tribales soberanas establecen sus propios requisitos legales para la ciudadanía, y si bien las pruebas de ADN se pueden usar para determinar el linaje, como la paternidad de un individuo, no es evidencia de afiliación tribal", apuntó el secretario de Estado de la Nación Cherokee, Chuck Hoskin Jr.

En este sentido, Trump elogió hoy a la tribu indígena por salir al paso de la polémica y por demostrar que Warren "es un fraude total y completo", según un tuit del presidente.

"Incluso ellos no la quieren. ¡Falsa!", agregó el mandatario.

Warren, una de las figuras más populares y progresistas del Partido Demócrata, ya anunció en septiembre que, una vez superada la campaña para los comicios legislativos del 6 de noviembre, planea "pensarse muy en serio" competir por la presidencia en las elecciones de 2020, en las que Trump buscará la reelección.

En 2012, la legisladora dijo que tenía raíces indígenas, pero la falta de pruebas al respecto y su decisión de identificarse como nativo americana en el directorio de la Asociación de Escuelas de Derecho de EE.UU., llevaron a Trump y otros conservadores a acusarla de haber mentido sobre ese punto para avanzar en su carrera.


💬Ver 0 comentarios