(horizontal-x3)
Trump (AP)

Washington - Con su intención de limitar o frenar la asistencia federal de emergencia a Puerto Rico, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, convierte “su intolerancia en política pública”,  editorializó el diario The Washington Post.

Para el periódico, 18 meses después de que el huracán María devastara a Puerto Rico “continua siendo incapaz de atender adecuadamente las necesidades de la isla”.

El editorial hace alusión a los $600 millones en fondos de asistencia alimentaria de emergencia que sigue pendiente en el Congreso, a pesar de que venció otra ayuda previa que había permitido aumentar y ampliar el acceso de los residentes de Puerto Rico al Programa de Asistencia Nutricional (PAN).

“La negligencia del Congreso y el ánimo de la administración son responsables de las dificultades que nunca se tolerarían si los ciudadanos estadounidenses perjudicados vivieran en el continente y no en un territorio de los Estados Unidos que carezca de representación con voto en Washington”, agregó el diario.

Indicó que “la necesidad de acción del Congreso subraya la diferencia fundamental, y la injusticia, de cómo trata el gobierno federal a Puerto Rico. Puerto Rico recibe dinero a través de una subvención en bloque que requiere una renovación regular y que proporciona beneficios más pequeños que los que se asignan a los estados”.

La mayoría republicana del Senado de Estados Unidos intenta esta semana aprobar su proyecto de ley para mitigar recientes desastres naturales, el cual incluye los $600 millones en fondos de asistencia nutricional, pero excluye otras medidas para la isla aprobadas en la Cámara de Representantes.

Según el presidente del Comité de Asignaciones del Senado, el republicano Richard Shelby (Alabama), el presidente Trump habló en una reunión ayer con senadores republicanos sobre su interés en limitar las asignaciones a la Isla, pues considera que Puerto Rico ha recibido más fondos que estados afectados por desastres naturales y que el gobierno puertorriqueño ha hecho mal uso de fondos federales.

Anoche, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares consideró que las expresiones del presidente Trump están por debajo de lo que debe ser “la dignidad” del presidente de EE.UU. y negó un uso indebido de los fondos asignados a la isla para mitigar la devastación causada por el huracán María.

“El problema es que el gobernador no se enfrentó a Trump cuando tenía que hacerlo. Ahora saca pecho pero demasiado tarde", indicó, en su cuenta de Twitter, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, quien criticó desde temprano en la emergencia causada por el huracán María la actitud del presidente de EE.UU. hacia la Isla y ahora es precandidata a gobernadora por el Partido Popular Democrático (PPD).


💬Ver 0 comentarios