El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegando al Aeropuerto Internacional McCarran en Las Vegas. (horizontal-x3)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegando al Aeropuerto Internacional McCarran en Las Vegas. (AP)

Las Vegas - El presidente Donald Trump defendió el sábado sus duras políticas migratorias pese al escándalo provocado por su lineamiento de separación de familias, asegurando que tiene que ser “muy fuerte en la frontera”.

En su discurso en un cónclave republicano en Las Vegas, el presidente no mencionó la política de separación familiar, pero aseguró que el país está “en una situación muy difícil”.

Denunció que los demócratas no han hecho nada para resolver el tema de la inmigración y han sido “obstruccionistas” en el asunto. Dijo que por eso hay que elegir más republicanos al Congreso.

Es por eso que estamos siendo muy, muy fuertes en la frontera”, aseveró el mandatario.

Horas antes había elogiado al senador Dean Heller de Nevada, a quien Trump está tratando de ayudar en su campaña.

Heller fue crítico de Trump durante la campaña presidencial del 2016, pero el sábado Trump declaró en Las Vegas que una vez que asumió la presidencia, Heller lo apoyó “al cien por ciento” y fue un acérrimo partidario del plan de recortar impuestos.

Además Trump insultó a la rival de Heller, la demócrata Jacky Rosen, tildándola de "Wacky Jacky" (“Jacky La Loca”).

Respondió Rosen en Twitter: “¿Eso es lo mejor que tienes?”.

Trump criticó a Rosen por estar en esos momentos en Reno con la senadora demócrata Elizabeth Warren para la convención de los demócratas en ese estado. Trump usó el nombre "Pocahontas" para referirse a Warren, en un intento por burlarse de ella por haber dicho una vez que tenía ascendencia indígena.

Afuera del casino donde Trump dio su discurso, unas 300 personas protestaron contra la política de separación familias aplicada por el gobierno de Trump en la frontera con México.

Coreaban lemas como “Hay que poner a Trump en una jaula” y “Claro que me importa, ¿por qué a tí no?”, en alusión a las palabras escritas en una chaqueta que vistió la primera dama Melania Trump.

Heller es el único senador republicano que busca reelegirse en un estado donde la demócrata Hillary Clinton ganó en las elecciones presidenciales de 2016.

Trump está encabezando la recaudación de fondos para la campaña de Heller. Sostendrá un evento aparte para promover los recortes fiscales que promulgó hace seis meses.

La contienda de Heller es una de las candidaturas más relevantes para el Senado este año, debido a que los republicanos quieren ampliar su ligera mayoría de 51-49 en los comicios de noviembre.

Trump ha vuelto a participar en actos políticos. Hizo campaña en Minnesota hace unos días y planea visitar Carolina del Sur y Dakota del Norte la próxima semana.


💬Ver 0 comentarios