(semisquare-x3)
De izquierda a derecha, Paul Manafort y Michael Cohen, acusados de evasión fiscal y de haber comprado el silencio de actriz porno durante la campaña presidencial, respectivamente. (AP)

Washington - Ante una amenaza creciente a su presidencia, Donald Trump atacó con dureza a su antiguo abogado, Michael Cohen, quien en la víspera lo implicó en el encubrimiento del pago de sobornos a dos mujeres que dijeron haber tenido relaciones sexuales con el entonces candidato.

Trump acusó a Cohen de inventar “historias para conseguir un ‘trato’” con los procuradores federales. Cohen se declaró culpable de violaciones de las leyes de financiación política que, dijo, realizó en coordinación con el mandatario.

“Si alguien busca un buen abogado, ¡sugiero enérgicamente que no contrate los servicios de Michael Cohen!”, tuiteó el mandatario.

En una pantalla dividida para los libros de historia, casi al mismo tiempo que Cohen se declaraba culpable en una corte federal en Manhattan el martes, un jurado en Virginia declaraba culpable de crímenes financieros a Paul Manafort al exjefe de campaña de Trump, quien debe responder ante otro tribunal en septiembre a cargos de que actuó como agente extranjero, entre otros.

Los dos golpes fueron resultados del trabajo del fiscal especial Robert Mueller, quien investiga los intentos de Rusia de influenciar la elección presidencial de 2016, incluso mediante el hackeo de los correos electrónicos del Partido Demócrata, si la campaña de Trump coludió en ellos y si el mismo mandatario obstruyó la justicia en la investigación de ambos.

La confesión de Cohen ha provocado una crisis en la presidencia y puesto de manifiesto que el propio Trump podría tener problemas legales.

Al respecto, Trump tuiteó que “siento mucho pesar por Manafort y su familia maravillosa. La ‘justicia’ tomó un caso impositivo de 12 años, entre otras cosas, aplicó una tremenda presión y, a diferencia de Michael Cohen, se negó a ‘quebrarse’, inventar historias para conseguir un ‘trato’. ¡Cuánto respeto a un hombre valiente!”.

Tanto Cohen como Manafort están en libertad a la espera de sus respectivas sentencias.

Trump ha dicho reiteradamente que la investigación es una “cacería de brujas” y lo reiteró el miércoles

El abogado de Cohen, Lanny Davis, dijo el miércoles que su defendido tiene información que “podría interesar” al fiscal especial. Davis dijo que Cohen no aspira a obtener un indulto presidencial.

“Mi observación es que los temas relacionados con el hackeo y el crimen de hackeo... que hay temas a los que Michael Cohen podría responder que interesarían al fiscal especial (Mueller)”, dijo Davis en una serie de entrevistas televisivas.

Poco después, Trump replicó con su tuit sobre Cohen.

No cabe duda de que la confesión de Cohen de que coordinó los sobornos con Trump coloca al presidente a la defensiva.

“Le resultará difícil al presidente tratar de desacreditar todo esto. Lo está rodeando”, dijo un ex fiscal federal, David Weinstein, quien no es partícipe del caso.

Cohen y Manafort cumplieron papeles destacados en el ascenso político de Trump en 2016.

Cohen, quien conocía íntimamente los asuntos personales, empresariales y políticos de Trump desde hacía una década, divulgó una grabación de audio efectuada en secreto en la él habla de un pago realizado mediante un tercero a la modelo Karen McDougal, quien asegura haber tenido relaciones sexuales con Trump en 2006.


💬Ver 0 comentarios