Un hombre sostiene un cartel que muestra imágenes del príncipe heredero saudí Muhammed bin Salman y del periodista Jamal Khashoggi, en el que se describe al príncipe como
Un hombre sostiene un cartel que muestra imágenes del príncipe heredero saudí Muhammed bin Salman y del periodista Jamal Khashoggi, en el que se describe al príncipe como "asesino" y a Khashoggi como "mártir". (AP)

Washington - El presidente Donald Trump habló hoy por teléfono con la directora de la CIA, Gina Haspel, y el secretario de Estado, Mike Pompeo, sobre los últimos hallazgos de esta agencia en el caso del periodista saudí asesinado Jamal Khashoggi.

Así lo confirmó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, a los periodistas que viajaban a bordo del avión que trasladaba al mandatario a California, donde hoy tiene previsto conocer de primera mano la situación por los incendios.

Sanders no ofreció detalles sobre la conversación que Trump mantuvo con Haspel y Pompeo y agregó que el Departamento de Estado emitirá pronto un comunicado al respecto.

Antes de partir hacia California, Trump había adelantado que iba a hablar con la CIA sobre este tema: "No nos han informado aún. La CIA hablará conmigo más tarde y con otros más. Lo haré cuando esté en el avión. También hablaré con el secretario de Estado Mike Pompeo", dijo Trump a la prensa.

Medios de comunicación estadounidenses informaron el viernes de que la CIA había concluido que el príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salmán, ordenó el asesinato de Khashoggi, crítico con las autoridades del reino, en el consulado saudí en Estambul a principios de octubre.

Khashoggi, según ha reconocido Riad, fue asesinado por un grupo de agentes llegados desde Arabia Saudí -algunos cercanos al príncipe heredero- en el consulado en Estambul, adonde acudió el pasado 2 de octubre para recoger unos documentos que le permitieran casarse con su prometida turca.

El diario The Washington Post reveló anoche, citando fuentes familiarizadas con la cuestión, que la CIA ha averiguado que Khashoggi, que vivía en Washington, conversó con el embajador saudí en EE.UU. y hermano del príncipe heredero, Jaled bin Salmán, sobre el viaje a Turquía para obtener los documentos.

De acuerdo a la CIA, el embajador instó a Khashoggi a hacer los trámites en Estambul a petición de su hermano y le dijo que no le pasaría nada.

No está claro, indicó el rotativo, si el embajador era conocedor de los planes de asesinar a Khashoggi.

Una portavoz de la embajada saudí en Estados Unidos negó a The Washington Post que el representante diplomático y el periodista hablasen de "nada relacionado con ir a Turquía" y dijo que las conclusiones de la CIA son "falsas".

El diario The New York Times también publicó una información sobre las conclusiones de la CIA, en la que explicaba que la agencia estadounidense interceptó llamadas del príncipe heredero y del grupo que mató a Khashoggi en los días previos al crimen.

Las llamadas indican que el príncipe buscaba maneras de atraer de vuelta a Khashoggi a Arabia Saudí, aunque en las interceptaciones no dijo que le quería muerto.

El rotativo neoyorquino indica que la creencia de la CIA se basa en el férreo control que tiene Bin Salmán sobre todo lo que pasa en su país, aunque no tiene pruebas directas que vinculen al príncipe con el asesinato.

Tras su desaparición, Arabia Saudí defendió que Khashoggi había salido por su propio pie del consulado, pero con el paso de los días, la presión internacional y las pruebas en manos de Turquía, el reino admitió que el periodista había muerto en sus dependencias. 


💬Ver 0 comentarios