Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El mandatario buscó vincular el tráfico de drogas a la ausencia de una cerca en la frontera sureña, aunque los informes indican que la mayor parte de los narcóticos que entran ilegalmente lo hacen por puertos oficiales de entrada.

Washington - El presidente de EE.UU., Donald Trump, intentó esta noche convencer a la opinión pública estadounidense de que existe una "creciente crisis humanitaria y de seguridad" en la frontera con México– lo que no validan las estadísticas oficiales-, con el objetivo de insistir en la aprobación de $5,700 millones para un muro como condición para acabar con el cierre parcial del gobierno federal.


💬Ver 0 comentarios