Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, caminan por el balneario Capella, en la isla de Sentosa, tras una comida de trabajo, el 12 de junio de 2018 en Singapore. (AP (horizontal-x3)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, caminan por el balneario Capella, en la isla de Sentosa, tras una comida de trabajo en Singapore. (AP)

Singapur - El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, mostró hoy el interior de su limusina presidencial blindada, apodada "La Bestia", al líder norcoreano Kim Jong-un, durante la histórica cumbre que celebran ambos hoy en Singapur.

Después de tres horas y media de reuniones, ambos líderes interrumpieron su almuerzo para pasear juntos y se dirigieron hacia la comitiva de vehículos aparcados frente al hotel Capella, sede de la cumbre, donde Trump le enseñó a Kim el interior de su Cadillac de nueve toneladas a prueba de balas y bombas.

Trump llegó en "La Bestia" al encuentro con el presidente de Corea del Norte. (EFE)

El vehículo presidencial de Trump también incorpora oxígeno en caso de que se produzca un ataque químico, un tipo de neumáticos especiales que siguen rodando si hay un reventón y una placa de acero en la parte baja para proteger el chasis de bombas o granadas.

Kim también cuenta con una limusina blindada Mercedes Benz que ha empleado para sus desplazamientos por carretera en Singapur o en la cumbre intercoreana de finales de abril, y que atrajo la atención de las cámaras al circular flanqueada por su equipo de guardaespaldas personales, quienes corrían junto al vehículo.

Durante el almuerzo, Trump tuvo tiempo asimismo de bromear ante las cámaras y preguntó a los fotógrafos si estaban tomando unas buenas instantáneas: "¿Salimos bien, guapos y delgados? Perfecto".

Este momento se produjo poco antes de que ambos líderes firmaran una declaración conjunta y que el presidente estadounidense afirmara que la desnuclearización de la península coreana empezará "muy rápido". 

El almuerzo de Trump y Kim

Costillas de ternera confitadas con verduras y salsa de vino o el "oiseon", un plato típico coreano a base de pepino y carne, son algunos de los platos que degustaron Trump y Kim durante su histórica cumbre.

Elaboraciones que homenajean a la comida estadounidense y norcoreana, así como a la ciudad-estado de Singapur, sede del encuentro, son los protagonistas de la comida de trabajo entre ambos líderes ysus respectivas delegaciones.

En los entrantes, Trump y Kim pudieron probar un cocktail de gambas con ensalada de aguacate, así como un kerabu, un plato típico malayo de arroz con mango, lima y pulpo fresco; o el conocido "oiseon", un pepino cocido relleno de carne bastante popular en la comida coreana.

Como plato principal, los líderes degustaron costillas de ternera con gratin de patata y bimi, una verdura que surgió en Japón como un híbrido entre el brócoli y un tipo de col oriental.

El otro plato principal fue el zhao fan, un arroz frito del estilo Yangzhou (este de China), igualmente homenaje a la comida de Singapur.

Como postre, a Trump, Kim y sus delegaciones les sirvieron helado de vainilla y una tarta de chocolate.


💬Ver 0 comentarios