El vicepresidente Mike Pence junto al presidente Donald Trump. (EFE/EPA/ERIK S. LESSER)

Washington - El presidente Donald Trump asignó al vicepresidente Mike Pence para liderar y coordinar la respuesta ante la amenaza del coronavirus (COVID-19), junto con los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) y otras agencias gubernamentales.

El mandatario estadounidense declaró el miércoles que Estados Unidos está "muy, muy preparado" para lo que sea que traiga la amenaza del coronavirus y trató de minimizar los temores de que el virus se propague ampliamente en Estados Unidos y dijo: "No creo que sea inevitable".

Pero junto a él en una conferencia de prensa de la Casa Blanca estaban las autoridades sanitarias que reiteraron que los estadounidenses deben prepararse para lo que podría convertirse en un brote más amplio que requiera medidas como el cierre de escuelas.

“Nuestra agresiva estrategia de contención aquí en los Estados Unidos ha estado funcionando y es responsable de los bajos niveles de casos que tenemos hasta ahora. Sin embargo, esperamos más casos”, dijo la doctora Anne Schuchat, de los CDC.

Desde que el nuevo virus surgió en China, se han contabilizado más de 81,000 casos a nivel mundial de COVID-19, una enfermedad caracterizada por tos, fiebre y, en ocasiones, problemas respiratorios o neumonía.

Funcionarios de salud dijeron que se reportaron tres nuevos casos del coronavirus en Estados Unidos, lo que coloca en 60 el total de casos en el país.

El responsable de enfermedades infecciosas de los NIH advirtió que podría pasar al menos un año antes de que esté lista una vacuna de uso generalizado, pero que el virus podría volver, por lo que los investigadores deben seguir trabajando.

El doctor Anthony Fauci, de los NIH, dijo que es “sumamente concebible” que el virus “vuelva y se recicle el próximo año. En ese caso, esperamos contar con una vacuna”.

Por su parte, la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez criticó el nombramiento al señalar que Pence no cree en la ciencia.

"Es completamente irresponsable ponerlo a cargo de la respuesta del coronavirus de Estados Unidos, mientras el mundo se encuentra en la cúspide de una pandemia. Esta decisión podría costarles la vida a las personas. Las decisiones pasadas de Pence ya lo han hecho", dijo en un tuit.

El vicepresidente ha sido criticado en pasadas ocasiones por negar hechos científicos sobre el cambio climático.

Previo a la conferencia deprensa, Trump rechazó las críticas de que su gobierno no hace suficiente contra la amenaza del coronavirus, mientras los legisladores solicitaban que se destinaran más recursos al combate de la enfermedad.

Tanto los CDC como el secretario de Salud y Servicios Humanos Alex Azar "están haciendo un estupendo trabajo enfrentando el coronavirus", tuiteó el miércoles el mandatario y acusó a algunos medios de "aterrorizar a los mercados".

Solicitan fondos

En el Capitolio, legisladores solicitaron un paquete de gastos bipartita que otorgara más recursos a funcionarios federales, estatales y locales. En años recientes, el Congreso optó por una estrategia similar con la epidemia de opioides, al destinar fondos federales para tratamiento y prevención.

El líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, reveló una propuesta para el coronavirus por $8,500 millones, muy por encima de los $2,500 millones solicitados por el gobierno federal para desarrollo de una vacuna, preparación y atención, así como para equipo y suministros.


💬Ver 0 comentarios