Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (horizontal-x3)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (GFRMedia)

Cuando el presidente Donald Trump rinda su informe anual el martes en la noche pregonará una economía robusta y los esfuerzos bipartidistas en el Congreso en el tema migratorio, mientras busca promoverse frente a una nación profundamente dividida y da impulso a su posición débil frente a los estadounidenses.

El discurso del Estado de la Unión representa también el inicio del segundo año de la presidencia de Trump y es por tradición la mayor plataforma de los mandatarios para hablar ante el país. Sin embargo, Trump ha redefinido las comunicaciones presidenciales con su cuenta de Twitter, una fuente acelerada y sin filtro, y no hay garantía de que el discurso cuidadosamente elaborado vaya a resonar más allá de su siguiente tuit.

Trump se mantuvo callado en Twitter el martes, mientras la Casa Blanca buscaba enfocar su atención en el esperado discurso presidencial ante una sesión conjunta del Congreso y millones de estadounidenses que lo verán desde sus casas por televisión e internet.

Autoridades de la Casa Blanca tienen esperanzas de que el mandatario pueda usar el discurso que se trasmitirá en hora estelar para acreditarse la mejora registrada en la economía. Aunque la trayectoria de un menor desempleo y mayor crecimiento comenzó con su antecesor, Trump argumenta que la reforma fiscal que promulgó el año pasado ha aumentado la confianza de las empresas y que hará que las compañías reinviertan en Estados Unidos.

Considerando el estado de la economía, Trump estará frente a los legisladores en una posición notablemente débil. Sus niveles de aprobación han rondado el 30% gran parte de su presidencia y al cierre de 2017, solo 3 de cada 10 estadounidenses opinaban que Estados Unidos iba en la dirección correcta, de acuerdo con una encuesta de The Associated Press-NORC Center for Public Affairs Research. En el mismo sondeo, 67% de los estadounidenses consideraron que el país estaba más dividido debido a Trump.

Es poco probable que Trump pueda confiar en una robusta agenda legislativa para revertir esas cifras en 2018. El Congreso no ha logrado un acuerdo tan básico como el de financiar al gobierno _lo que hizo que el gobierno cesara labores brevemente hace unos días_ y que solo quedó resuelto con un arreglo de corto plazo que recorrió hasta el 8 de febrero el plazo para definir el gasto.

La primera dama Melania Trump, quien últimamente ha estado fuera de los reflectores, estará presente en el discurso del martes, dijeron en la Casa Blanca.

La primera dama será muy observada. A principios de mes, el diario The Wall Street Journal reportó que el abogado del presidente había arreglado un pago a una estrella porno, Stormy Daniels, para evitar que la actriz hablara de una supuesta relación extramarital en 2006 con el futuro presidente.

El 13eraniversario de bodas de la pareja pasó sin comentarios públicos la semana pasada y la señora Trump anunció abruptamente que no viajaría con su esposo a una cumbre económica la semana pasada en Davos, Suiza. 


💬Ver 0 comentarios