El presidente de Estados Unidos, Donald Trump (semisquare-x3)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (EFE)

Washington - En momentos en que el huracán Florence amenaza al sureste de EE.UU, el presidente Donald Trump volvió a elogiarse y afirmó que la respuesta de su gobierno a la catástrofe que desató en Puerto Rico el ciclón María fue un “éxito increíble que no ha sido reconocido”.

“Creo que (el trabajo en) Puerto Rico fue increíblemente exitoso. Puerto Rico fue, en realidad, el más difícil de todos porque es una isla, por lo que simplemente no puedes llevar las cosas en camiones. Todo es en bote. Trasladamos un hospital a Puerto Rico, un tremendo hospital militar en forma de barco”, dijo Trump, en referencia al USNS Comfort, al ser preguntado sobre las lecciones aprendidas en la Isla.

Trump insistió en que los problemas de la respuesta federal no se debieron a falta de atención, sino a que Puerto Rico “es una isla” y a que la red eléctrica ya estaba en mal estado.  “Puerto Rico fue golpeado no con un huracán sino con dos. Y el problema con Puerto Rico es su red eléctrica y que su planta generadora eléctrica estaba muerta antes de que las tormentas golpearan. Estaba en muy mal estado. Estaba en bancarrota. No tenía dinero”, sostuvo Trump, al responder preguntas de los periodistas junto al jefe de FEMA, Brock Long.

Trump sostuvo que si los periodistas quieren corroborar sus palabras le pueden preguntar al gobernador Ricardo Rosselló, quien ha indicado que el inquilino de la Casa Blanca le proveyó todo lo que le fue solicitado.

El Gobernador ha sido muy amable. Y si le preguntas al gobernador, él te dirá qué gran trabajo. Creo que probablemente el más difícil que tuvimos (de la pasada temporada de huracanes), por mucho, fue Puerto Rico debido a la naturaleza de la isla”, sostuvo Trump.

Es la segunda vez después de la divulgación del estudio de la Universidad George Washington sobre el exceso de muertes ocurridas en Puerto Rico tras el huracán, que han sido calculadas en 2,975, que Trump se elogia y no hace alguna expresión de pesar.

La congresista Nydia Velázquez, demócrata boricua por Nueva York, sostuvo que es hora de que el presidente Trump se disculpe, pues no solo se hace de oídos sordos ante la emergencia que vivió la Isla, sino que sus comentarios representan “una afrenta moral para los 2.975 de nuestros conciudadanos que ahora sabemos que perdieron la vida a causa del huracán María”.

Cuando habló con periodistas en la Casa Blanca, Trump  pensaba que el huracán Isaac se trasladaba hacia Puerto Rico, pues comentó que “van a verse afectados, casi, muy pronto por algo más que está en camino”.

“El trabajo que FEMA y las fuerzas del orden y todos hicieron, trabajando junto con el Gobernador en Puerto Rico, creo que fue tremendo. Creo que Puerto Rico fue un éxito increíble no reconocido. (En) Texas nos habían dado A plus, en Florida, nos han dado A plus. Creo que, de cierta manera, el mejor trabajo que hicimos fue en Puerto Rico, pero nadie lo entendería. Quiero decir, es más difícil de entender. Fue muy difícil, algo muy difícil de hacer por el hecho de que no tenían electricidad”, agregó el presidente Trump.

Con respecto a los preparativos del gobierno para asistir a estados como Carolina del Norte y Carolina del Sur, bajo la amenaza del poderoso huracán Florence, Trump mantuvo el mismo autobombo. “Estamos totalmente preparados. Estamos tan preparados como nadie nunca lo ha estado”, dijo.

Trump considera que de cara a los daños que puede dejar el huracán Florence “el Congreso será generoso, porque no tenemos otra opción”.


💬Ver 0 comentarios