El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jingping. (AP) (semisquare-x3)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jingping. (AP)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y su homólogo chino, Xi Jinping, probablemente se reunirán en junio en los márgenes de la cumbre del G-20 en Japón para conversar sobre comercio, anunció este domingo el principal asesor económico de la Casa Blanca, Larry Kudlow.

"Hay una cumbre del G-20 en Japón a finales de junio, el próximo mes. La probabilidad de que el presidente Trump y el presidente Xi se reúnan en ese encuentro es probablemente bastante buena", manifestó Kudlow durante una entrevista con la cadena Fox.

Estados Unidos escaló la guerra comercial con China el viernes al imponer nuevos aranceles sobre importaciones chinas valoradas en $200,000 millones e iniciar el proceso para tasar el resto de productos que los estadounidenses compran al gigante asiático, un monto valorado en $300,000 millones.

El viernes, el encargado de comercio exterior de EE.UU., Robert Lighthizer, y el jefe negociador de China, el viceprimer ministro Liu He, se reunieron en Washington para tratar de alcanzar una solución a las tensiones, pero la cita acabó sin acuerdo, aunque con la promesa de reunirse en el futuro.

Kudlow aclaró hoy domingo que "no hay planes concretos y definitivos" para retomar el diálogo, aunque el gobierno chino ha invitado a Pekín a Lighthizer y al secretario del Tesoro, Steven Mnuchin.

Asimismo, Kudlow reprochó a China haber tratado de renegociar el acuerdo durante las últimas "dos semanas" y consideró que el proceso ya ha sido "muy largo", por lo que EE.UU. no puede aceptar que vuelvan a revisarse temas que ya parecían resueltos.

Al respecto, explicó que uno de los puntos de fricción es la aprobación del acuerdo dentro de China: Washington quiere que el pacto sea integrado de forma "muy clara" en la legislación china, mientras que Pekín aboga por codificarlo a nivel de Consejo de Estado, el máximo órgano del poder Ejecutivo.

Mañana, la Oficina del Representante de Comercio de EE.UU. (USTR, por sus siglas en inglés) ofrecerá detalles sobre la decisión de Trump de tasar el resto de importaciones chinas.

El viernes por la noche, Trump dio la orden de comenzar ese proceso para imponer aranceles sobre bienes valorados en $300,000 millones, aunque esa decisión podría tardar "dos o tres meses" en implementarse porque antes debe someterse al escrutinio público, según Kudlow. 

Además, el viernes subió del 10 al 25 % los aranceles a importaciones chinas valoradas en $200,000 millones, una medida que Pekín ha amenazado con responder de manera proporcional. 


💬Ver 0 comentarios