Larry Nassar fue sentenciado el 31 de enero de 2018 por traficar en pornografía infantil y por abusar sexualmente de atletas femeninas. (Cory Morse / The Grand Rapids Press vía AP) (semisquare-x3)
Larry Nassar fue sentenciado el 31 de enero de 2018 por traficar en pornografía infantil y por abusar sexualmente de atletas femeninas. (Cory Morse / The Grand Rapids Press vía AP)

East Lansing, Michigan — Una mujer entabló una demanda contra la Universidad Estatal de Michigan por no investigar un incidente de 1992 en el que Larry Nassar, que en ese entonces era estudiante de medicina, la drogó y violó.

El procedimiento legal forma parte de, al menos, una docena de demandas sometidas contra la institución el lunes, aunque puede la acusación de la mujer haya sobrepasado el plazo de prescripción para recibir parte de los $75 millones que la universidad separó para las víctimas de Nassar que no son parte del acuerdo original de $425 millones.

Nassar, de 55 años, laboró como especialista en medicina deportiva de Michigan State y el médico de cabecera del programa de gimnasia de los Estados Unidos, pero ahora permanece en prisión al ser encontrado culpable de cargos de pornografía infantil y de abusar sexualmente de atletas femeninas.

La mujer, que tenía 17 años en el 1992, consultó a Nassar al sufrir una lesión de rodilla como integrante de un equipo de hockey sobre césped. La víctima acudió a Nassar por recomendación de otras personas, pues en ese momento realizaba una investigación sobre la flexibilidad de deportistas auspiciada por la Escuela de Medicina Osteopática. La mujer indicó en la demanda que Nassar la drogó, la violó y que grabó el ataque en vídeo.

La víctima dijo que quedó embarazada y que luego abortó de manera espontánea.

George Perles, quien fue el director atlético de la institución hasta el 1992, tenía conocimiento del ataque y lo encubrió. Del mismo modo, la fuerza policial de Michigan State se negó a investigar la querella, sostuvo la mujer en la demanda. Perles era el dirigente del equipo de fútbol americano y, actualmente, es miembro de la junta de directores de la universidad.

"Aunque los protocolos y procedimientos mencionados en la demanda no son un reflejo de cómo nuestra institución maneja un caso de violencia sexual, tomamos la acusación con suma seriedad y estamos investigando", dijo Emily Guerrant, portavoz de Michigan State.

Por su parte, el jefe de la policía universitaria, Jim Dunlap calificó la demanda como "un disparate", pues su departamento no hubiese rechazado investigar una acusación tan seria por estar involucrado Perles o el departamento atlético.

"Sencillamente, eso no ocurre. No hacemos las cosas de esa manera", dijo Dunlap, quien era un oficial de la jefatura universitaria en el 1992, aunque no el jefe.


💬Ver 0 comentarios