Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Una mujer apuñaló a su hija hasta 70 veces en Oklahoma (horizontal-x3)
Esta foto proporcionada por la Oficina del Alguacil del Condado de Tulsa muestra a Taheerah Ahmad, quien permanece encarcelada después de que las autoridades la acusaron de apuñalar a una de sus hijas e incendiar su casa. (AP)

Tulsa - Una madre de Tulsa, Oklahoma, apuñaló a su hija mayor de 50 a 70 veces, la golpeó en la cabeza con una piqueta y prendió fuego a su casa, antes de huir de la escena con la más joven de sus tres hijas, según la policía.

Taheerah Ahmad, de 39 años, fue arrestada en el centro de Tulsa el martes por la tarde.

Las autoridades la acusaron de atacar a su hija de 11 años el lunes por la noche y huir con su hija de 8 años. La hija menor, que las autoridades inicialmente dijeron que tenía 7 años, fue encontrada segura con su madre.

Ahmad se mantiene detenida hoy, miércoles, por cargos de incendio premeditado, abuso infantil y asalto y agresión con la intención de matar. Fue encarcelada sin fianza.

La niña de 11 años se mantiene en estado crítico.

Según un informe de arresto, Ahmad dijo a los investigadores que estaba molesta con sus hijos "por la forma en que leían y la miraban". La policía dijo que Ahmad ató y amordazó a sus tres hijas, luego atacó a la mayor. La policía no ha dicho lo que las chicas estaban leyendo.

La niña de 8 años ayudó a su hermana de 9 años a escapar, y la niña del medio corrió a buscar ayuda a un vecino, dijo la policía. Cuando llegaron los agentes, encontraron a la niña de 11 años en la casa en llamas y Ahmad y la menor desaparecidas.

El informe del arresto establece que la niña mayor se defendió mientras Ahmad estaba reteniendo a sus tres hijas, lo que provocó que Ahmad la apuñalara "entre 50 y 70 veces". También se desprende del informe que Ahmad golpeó a la niña en varias ocasiones con un pico antes de prender fuego a la casa.

La niña de 11 años tenía docenas de heridas de arma blanca en el torso y heridas punzantes en las piernas, el cuello, las manos y la cara, según el informe.

El informe dice que Ahmad quería quemar la residencia para "garantizar aún más que (la niña de 11 años) haya muerto".

El vídeo de la estación de televisión KOTV de Tulsa que capta el arresto de Ahmad muestra a su hija menor, vestida con un vestido y un sombrero de colores brillantes, jugando en su guagua mientras los oficiales se llevaban a Ahmad esposada.

Ahmad se negó a ofrecer comentarios a periodistas el martes por la noche mientras los oficiales la transportaban a la cárcel.

Sgt. Sargento de policía de Tulsa Shane Tuell dijo que es posible que Ahmad nunca haya sido arrestada si dos mujeres no hubieran divisado el vehículo en el centro de Tulsa. Una de las mujeres, Emily Wilson, le dijo a Tulsa World que ella y un amigo decidieron llamar a la policía después de ver a la niña de 8 años dentro del vehículo.


💬Ver 0 comentarios