Brett Kavanaugh, nominado para juez de la Corte Suprema, en el Congreso en Washington el 6 de septiembre del 2018. (horizontal-x3)
Brett Kavanaugh, nominado para juez de la Corte Suprema, en el Congreso en Washington el 6 de septiembre del 2018. (AP)

Phoenix - La mujer que hará las preguntas tanto al nominado para la Corte Suprema Brett Kavanaugh como a su acusadora en el Congreso es una fiscal especializada en casos de violencia sexual en Arizona.

Rachel Mitchell fue escogida por los republicanos de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado de Estados Unidos, quienes la elogiaron como una fiscal firme, experimentada y sobre todo, objetiva. 

Mitchell, republicana, deberá interrogar a Kavanaugh y a la mujer que lo acusa el jueves, en la sesión de la comisión. Kavanaugh ha sido acusado por Christine Blasey Ford de haberla agredido sexualmente cuando ambos eran adolescentes, y el hecho de que todos los miembros de la comisión son hombres provocó llamados a que sea una mujer la que modere la sesión. 

Mitchell trabaja en la fiscalía del condado de Maricopa en Phoenix, como directora del departamento de investiga casos de violencia sexual. Supervisa a los fiscales a cargo de casos de abuso sexual de menores, agresión sexual y delitos cibernéticos contra menores en el condado más poblado de Arizona. 

La fiscal, quien tiene décadas de experiencia procesando delitos sexuales, "ha sido reconocida en la comunidad legal por su experiencia y objetividad", dijo en un comunicado el martes Chuck Grassley, senador republicano que es titular de la comisión. 

El fiscal del condado Maricopa, Bill Montgomery, supervisor de Mitchell, la elogió en una entrevista con el Arizona Republic , calificándola de “una fiscal objetiva” que “siente gran empatía” por las víctimas. Dijo que la comisión legislativa lo había contactado para preguntarle si Mitchell estaba capacitada para la misión. 

En julio del 2014, Mitchell procesó a un exvoluntario de una iglesia en Scottsdale, Arizona, que abusó sexualmente de menores cuando los cuidaba en la iglesia, a lo largo de un período de siete años. Fue sentenciado a 30 años de cárcel. 

"La gente quiere poder ir a la iglesia el domingo y sentirse a salvo", dijo Mitchell en ese entonces, y añadió que “se debe tomar en cuenta” el contexto del crimen. 

En el 2015, Mitchell procesó a un policía del poblado de Mesa que había manoseado a dos mujeres, una de las cuales estaba inconsciente en ese momento. 

Mitchell ha sido nombrada la mejor fiscal para casos de violencia sexual en Arizona, y como la fiscal del año para el condado de Maricopa. 

El año pasado, su despacho produjo un manual de procedimientos para procesar delitos sexuales, el primero de su tipo. El texto ofrece una guía “para que hagamos lo más que podamos para las víctimas", dijo Mitchell a una emisora local.


💬Ver 0 comentarios