Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

"Estamos contigo en esta hora trágica", dijo el presidente de Estados Unidos al reaccionar sobre la tragedia ocurrida en la Escuela Secundaria Santa Fe

Un tiroteo se reportó hoy en una escuela sencundaria en Texas provocando la muerte de al menos 10 personas, según un reporte de las autoridades. 

Otras 10 personas resultaron heridas

El sospechoso fue identificado Dimitrios Pagourtzis, un estudiante de 17 años. Sin embargo, hay una segunda persona detenida por la Policía.

Capturas de pantalla de las cuentas en las redes sociales de Pagourtzis, publicadas por diferentes medios, muestran cómo el joven colgó imágenes de armas, fotos con símbolos nazis y una camiseta con el lema "Born to kill" ("Nacido para matar", en inglés).

De hecho, varios alumnos aseguraron a la televisión local CW39 de Houston que Pagourtzis vestía esa camiseta en el momento del tiroteo, además de llevar botas militares y una gabardina.

Además de Pagourtzis, tras su detención, la policía está interrogando a otra persona en relación con el suceso, según dijo en una rueda de prensa Ed González, sheriff del condado de Harris. 

El gobernador de Texas Greg Abbot informó de las víctimas en la masacre en la escuela secundaria Santa Fe. Agregó que el pistolero tenía una escopeta y un revolver .38, ambos del padre del sospechoso.

Un número indeterminado de artefactos explosivos fueron hallados en la escuela y sus alrededores. Las autoridades estaban desarmándolos y pidieron a la población que reportara sin demora la presencia de objetos sospechosos.

El distrito escolar confirmó que hubo varios heridos, pero dijo que no daría más detalles. El subdirector Cris Richardson dijo que había un sospechoso detenido.

“Esperamos que lo peor haya pasado y en verdad no puedo decir más porque serían puras conjeturas”, dijo Richardson a la prensa en el lugar.

Michael Farina, de 17 años, dijo que estaba en otro lugar de la escuela cuando comenzaron los tiros y pensó que era un simulacro. Sostenía una puerta abierta para alumnos discapacitados en sillas de ruedas cuando un director vino corriendo, gritando a todos para que huyeran. Un maestro gritó “esto es real”.

Condujeron a los estudiantes a un lugar detrás de una concesionaria de autos al otro lado de las calles.

Algunos, pensando que todavía no estaban a salvo, huyeron aún más lejos, dijo Farina.

El ataque del viernes fue el más mortífero en Texas desde que un hombre con un fusil de asalto mató a una veintena de personas en una iglesia rural a fines del año pasado. Se produjo tres meses después del ataque del 14 de febrero en Parkland, Florida, que dejó 17 muertos.

Imágenes aéreas mostraron a muchos estudiantes en un prado y tres helicópteros médicos en la escuela en Santa Fe, una población de 13,000 habitantes 48 kilómetros al sureste de Houston.

Funcionarios escolares dijeron que los agentes de la ley instalaban medidas de seguridaden torno del edificio y trasladaban a los estudiantes a otro lugar para reunirlos con sus padres.

Una alumna dijo a la televisora KTRK vía telefónica que un hombre armado entró a su aula durante el primer período y abrió fuego. Dijo que vio a otra estudiante con la pierna ensangrentada cuando salían del aula.

“Pensamos al principio que era un simulacro de incendio, pero la maestra dijo, ‘corran’”, dijo la estudiante.

La estudiante dijo que no pudo ver bien al que disparaba porque estaba escapando con los otros por una puerta trasera del aula.

Las autoridades no confirmaron de inmediato ese informe.

El Departamento de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF por sus siglas en inglés) dijo que estaba enviando sus agentes al lugar.

El vicepresidente Mike Pence dijo que él y el presidente Donald Trump estaban al tanto. Pence dijo que estudiantes, familiares y todos los afectados deben saber que “estamos con ustedes. Oramos por ustedes y sé que el pueblo estadounidense ora por ustedes”.

Trump agregó en un tuit que los primeros informes “no parecen buenos. Dios bendiga a todos”.

Alumnos sobrevivientes de la matanza a tiros en Parkland, Florida, manifestaron indignación y angustia en las redes sociales.

“Todo mi corazón está con los estudiantes de la secundaria Santa Fe. Es un sentimiento demasiado conocido que nadie debería vivir. Me apena mucho que esta epidemia los haya alcanzado, Parkland está con ustedes ahora y siempre”, dijo en un tuit Jaclyn Corin, alumna de la secundaria Marjory Stoneman Douglas.

En lo que va del 2018 se han reportado unos 22 tiroteos en escuelas alrededor de todo Estados Unidos. El más reciente se registró el viernes pasado en una escuela en California. Afortunadamente, no se registraron fatalidades. 


💬Ver 0 comentarios