Los menores fueron localizados por agentes de la Policía. (Archivo)

Una pareja de Alabama que no creía en los médicos podría pasar el resto de su vida en prisión por abuso infantil debido a la muerte por desnutrición de su hijo de 3 años, informó la Policía.

Ashley Elizabeth Catron y Frederick Anthony Frink no podrán salir bajo fianza, informó la prensa el jueves. Según testimonios de agentes de la ciudad de Huntsville, los hijos de la pareja estaban severamente desnutridos.

El fiscal Tim Douthit dijo que Hendrix Frink murió de una extrema debilidad con un peso de solo 13 libras y su hermano de cuatro años apenas sobrevivió con un peso de 15 libras.

El investigador Julian Johnson dijo que la casa de la familia olía a orines y que las cunas de los niños estaban manchadas de sangre y heces. La pareja dijo a las autoridades que intentaron alimentar a los niños con el suplemento alimenticio PediaSure, informó la Policía.

Ambos se declararon en bancarrota debido a las decenas de miles de dólares en cuentas médicas.



💬Ver 0 comentarios