(horizontal-x3)
Imagen de captura de Curtis Collman III. (Captura NBC4)

Un niño de 8 años del sur de Indiana tenía más de 180 veces el límite letal de metanfetamina en su sangre cuando murió, según un reporte de informe de toxicología.

El Seymour Tribune informa que los detalles sobre la muerte del 21 de junio de Curtis Collman III se revelaron el jueves.

La policía dice que el niño, bajo la custodia de su padre, ingirió una gran cantidad de metanfetamina que estaban en un plato en la casa de su progenitor en Seymour cuando aparentemente confundió la droga por cereal, informó WAVE TV.

Collman III murió en un hospital tras pasar horas sin haber recibido atención médica.

Según el Tribune, cuando su padre, Curtis Collman II, vio que estaba enfermo, le consultó a una vecina, quien recomendó llamar al 9-1-1. Acto seguido, el padre le dijo que “no volvería a la cárcel” y arrebató el teléfono de las manos y amenazó con matarla a ella, al niño y suicidarse.

Posteriormente, Collman II llevó al niño a casa de sus padres y huyó cuando estos decidieron llamar al 9-1-1.

La policía finalmente detuvo a Collman II el jueves por la noche y lo acusó de negligencia de un dependiente causando la muerte y de  no registrarse como delincuente sexual, tras una condena en 2006 por un delito de mala conducta sexual contra una menor, informó el Tribune.

El padre, de 41 años, enfrenta de 20 a 40 años de prisión si es declarado culpable, informó Prensa Asociada. El juicio está programado para el 4 de diciembre.


💬Ver 0 comentarios