Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Quería un juguete y terminó pillado durante cinco minutos, pero los bomberos de Florida lograron salvarlo

Florida — Un chico quería el muñeco de peluche a toda costa: por eso se metió en la máquina expendedora en la sala de juegos de un restaurante, y allí quedó atrapado.

Afortunadamente, el bombero Jeremy House en su día libre también cenaba en el restaurante Beef O'Brady en Titusville, sobre la costa atlántica de Florida. Gritó que alguien llamara al 9-1-1 y sus colegas de una estación cercana le ayudaron a rescatar al pequeño Mason.

“Pudo entrar, pero evidentemente no podía salir por donde entró”, dijo el jefe de la estación, Gregory Sutton, a The Associated Press.

Mason aguardó sentado sobre los muñecos mientras los bomberos lo sacaban, proceso que tomó apenas cinco minutos.

Sutton dijo que el niño estaba avergonzado, pero ileso. La máquina sufrió daños menores.

Often times we say to ourselves that you never know what the next shift will bring. The unexpected ways we get to help...

Posted by Titusville Fire and Emergency Services on Wednesday, February 7, 2018


💬Ver 0 comentarios