Esta foto proporcionada por Medical News Network muestra el resultado de unos rayos X en la cual se ve una brocheta atravesada en la cabeza del niño Xavier Cunningham. (semisquare-x3)
Esta foto proporcionada por Medical News Network muestra el resultado de unos rayos X en la cual se ve una brocheta atravesada en la cabeza del niño Xavier Cunningham. (AP)

Harrinsonville — Un niño de 10 años se recupera después de que cayó de un árbol en su casa de Missouri sobre una brocheta de carne. La aguja metálica le entró por la cara y le salió por arriba del cuello, atravesándole la cabeza. 

Milagrosamente, hasta allí llegó la mala suerte de Xavier Cunningham. El utensilio no pasó por los ojos del menor, la médula espinal ni ningún vaso sanguíneo, reportó el diario The Kansas City Star. 

 

Esta foto del lunes 10 de septiembre del 2018 proporcionada por Shannon Miller muestra al hijo de Miller, Xavier Cunningham, de Harrisonville, Missouri, dando un saludo con el dedo pulgar mientras se recupera en el Hospital de la Universidad de Kansas, en (The Associated Press)

"No habría podido ser una situación más óptima", dijo Koji Ebersole, director de neurocirugía endovascular del Hospital de la Universidad de Kansas, tras examinar la herida. 

"Uno en un millón de estos casos pasa 13 o 15 centímetros (5 o 6 pulgadas) por la cara hasta la parte trasera (de la cabeza) y no toca estas cosas", agregó. 

La tragedia de Xavier comenzó el sábado por la tarde cuando unas abejas lo atacaron mientras él estaba en una casita de árbol en su residencia de Harrisonville, a unos 56 kilómetros (35 millas) al sur de Kansas City. Cayó al suelo y su madre, Gabrielle Miller, bajó corriendo las escaleras cuando escuchó sus gritos. La brocheta le había atravesado la cabeza y unos 15 centímetros (medio pie) de la estaca le sobresalía por la cara. 

"Me voy a morir, mamá", le dijo el niño a su madre, quien lo llevó al hospital. El menor después fue transferido al Hospital de la Universidad de Kansas. 

No tenía un derrame activo, lo cual dio tiempo para que el hospital reuniera el personal y lo operara el domingo por la mañana. La operación se complicó porque la brocheta no era cilíndrica sino cúbica y tenía que salir muy rectamente para evitar que los bordes le hicieran más daño. 

"Milagroso" sería una palabra apropiada para describir lo que le pasó, dijo Ebersole. Los médicos creen que Xavier se recuperará a plenitud. 

"No he visto nada que haya atravesado tal profundidad y que sea posible sobrevivir en esa situación, mucho menos una situación en la que creemos que la recuperación será casi completa o total", agregó el médico. 



💬Ver 0 comentarios