Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La primera dama decidió usar una chaqueta con un mensaje que provocó mucho malestar.

El Paso, Texas - Un funcionario del gobierno de Donald Trump dijo que unos 500 de los más de 2,000 niños separados de sus familias en la frontera han regresado con éstas desde mayo

El funcionario dijo el jueves que esos niños fueron separados de sus padres como parte de la política de “cero tolerancia” en la que se enjuicia penalmente a cualquier persona sorprendida cruzando la frontera estadounidense ilegalmente. El funcionario carece de autorización para dar la cifra y habló con The Associated Press a condición de guardar el anonimato. 

Muchos de los niños fueron devueltos a sus familias unos días después de haber sido separados de ellas, afirmó el funcionario, quien señaló que no está seguro de cuántos de los niños que fueron devueltos a sus familias siguen detenidos con ellas, o cuántos ya no están en el país. 

El funcionario dijo que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas y el Departamento de Salud y Servicios Humanos trabajan para establecer un proceso centralizado de reunificación en el Centro de Detención Port Isabel cerca de Los Fresnos, Texas. 

Melania Trump visita a niños detenidos en Texas

La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, visitó el jueves brevemente a niños inmigrantes en una instalación de Texas que alberga a algunos de los menores que fueron separados de sus padres debido a que el gobierno de su esposo, el presidente Donald Trump, procesa judicialmente a todos los adultos que ingresan al país de forma ilegal.

La primera dama, que tiene un hijo de 12 años, sonrió y rio con los pequeños inmigrantes. “Sean buenos y amables unos con otros”, dijo mientras salía de un aula en el Upbring New Hope Children’s Center y se dirigía a otra. 

Los planes para visitar otra instalación donde la AP vio niños estaban enjaulados la semana pasada fueron cancelada debido a las inundaciones en la zona. 

Tras regresar a la Casa Blanca, la primera dama dijo en un comunicado que la visita había tenido un “gran impacto” en ella. Pidió al Congreso trabajar en un proyecto de ley de inmigración que beneficie a los niños. 

“Pasar tiempo con ellos refuerza el hecho de que estos niños se encuentran en esta situación como resultado directo de acciones de adultos”, indicó Melania Trump. “Tengo la esperanza de que los miembros del Congreso finalmente trabajen juntos para resolver este problema con una reforma de inmigración que proteja nuestras fronteras y mantenga unidas a las familias”. 

La visita de la primera dama a McAllen, Texas, ocurrió un día después de que el presidente firmó una orden ejecutiva para poner fin, al menos por ahora, a la separación de las familias migrantes que son detenidas en la frontera sur. 


💬Ver 0 comentarios