Una garita en el Castillo San Felipe del Morro en el Viejo San Juan.
Una garita en el Castillo San Felipe del Morro en el Viejo San Juan. (Archivo)

El patrón del tiempo que dominará durante este viernes en Puerto Rico tendrá condiciones relativamente secas, ventosas y calurosas, pronosticó el Servicio Nacional de Meteorología (SNM) en San Juan.

La agencia meteorológica explicó que una masa de aire seco mantendrá limitada la probabilidad de lluvia a través de toda la isla hasta entrada la noche, cuando una onda tropical aumentará el desarrollo de aguaceros.

No obstante, es posible que se registren algunas lluvias pasajeras en la mañana en el cuadrante este de la isla, al tiempo en que no se descarta la típica convección (generación de algunos aguaceros y tronadas aisladas) en el oeste en horas de la tarde, cuando se combinen los efectos locales con el calor diurno.

“Aguaceros al norte y este de Puerto Rico e Islas Vírgenes Americanas afectando en horas de la mañana. Se espera aire seco más tarde en el día de hoy, pero con la actividad típica de aguaceros de la tarde en el oeste. Esta noche hasta mañana, una onda tropical aumentará el tiempo activo”, compartió el SNM en su cuenta de Twitter.

En su perspectiva del tiempo, la agencia no estipuló ningún riesgo de inundaciones urbanas y pequeños riachuelos, aunque no se descarta la acumulación de agua en aquellas áreas donde se produzcan aguaceros y tengan zonas con pocos drenajes.

En parte, la razón para no tener un potencial de inundaciones se debe a que el viento está soplando del este a razón de 20 millas por hora, por lo que los aguaceros que se desarrollen serán de rápido movimiento. Las condiciones con vientos más fuertes se percibirán en pueblos ubicados en la costa.

La brisa podría ayudar a aliviar la sensación de calor, puesto que los índices podrían fluctuar entre los medios a altos 90 grados Fahrenheit. Algunos pueblos de elevaciones bajas o áreas costeras podrían superar los 100 grados Fahrenheit en la sensación térmica.

No obstante, el SNM no emitió ninguna alerta por calor, debido a que el riesgo es bajo.

El pronóstico para este viernes sugiere entre 10% a 30% de probabilidad de lluvia y el oeste de la isla es la zona más favorecida. El noreste y este, incluyendo la zona metropolitana, también podrían experimentar aguaceros en algún momento.

Sin embargo, el porcentaje en probabilidad de lluvia se eleva a 90% para la noche, ante la llegada de la onda tropical a la región. El disturbio producirá aguaceros y tronadas aisladas, mayormente, sobre la mitad este de la isla desde esta noche hasta mañana, sábado.

Luego del paso de la onda tropical, el SNM advirtió que llegará al área local una nueva masa con particulado de polvo del Sahara, por lo que el cielo se tornará brumoso.

Entretanto, la agencia señaló que el oleaje está relativamente picado, con hasta seis pies de altura, ante la energía que le produce el fuerte viento.

Además, existe un riesgo alto de corrientes marinas para la mayoría de las playas expuestas al Atlántico en la costa norte, desde Aguadilla hasta Loíza. El resto de las playas tiene riesgo moderado de corrientes marinas, excepto el oeste donde está bajo.

“Las corrientes marinas que amenazan la vida podrían durar todo el fin de semana, principalmente, a través de las playas del norte de Puerto Rico”, puntualizó el SNM.

💬Ver comentarios