Hasta el momento, Politécnico Amigó ha graduado cerca de 2,000 alumnos de los que el 32 por ciento ha continuado estudios universitarios. (horizontal-x3)
Hasta el momento, Politécnico Amigó ha graduado cerca de 2,000 alumnos de los que el 32 por ciento ha continuado estudios universitarios. (Suministrada)

Un nuevo trimestre académico comenzó en el Politécnico Amigó para proveer a decenas de estudiantes –con deseos de superación– la posibilidad de “realizar sus sueños”, al completar su cuarto año de escuela superior.

Fundado en 1999, esta organización sin fines de lucro, brinda servicios educativos, a nivel intermedio y superior, y servicios vocacionales de forma gratuita, a jóvenes varones de 16 a 21 años, desertores escolares o en alto riesgo de serlo.

“Nuestra sociedad ha dejado a nuestros jóvenes desertores escolares sin alternativas reales de estudio, lo que trae mayores problemas psicológicos, de desintegración familiar y delincuencia. El objetivo de Politécnico Amigó es, precisamente, ayudar a los jóvenes a continuar por el camino que una vez dejaron y ayudarlos a que se motiven a estudiar, a ser personas de bien en nuestra sociedad y a darles un motivo de alegría a sus familias”, manifestó padre Pablo Osorio Carmona, director ejecutivo de Politécnico Amigó.

Esta institución educativa ofrece a los estudiantes un ambiente familiar, en donde reciben amor, disciplina, utilizan uniformes, y en donde los jóvenes expanden sus conocimientos académicos y desarrollan sus habilidades vocacionales.

Esto es posible, ya que en esta organización ofrece un programa académico de 7mo. a 12mo. grado, combinado con un programa vocacional en: Barbería, Ensamblaje y Reparación de Computadoras; Electricidad y Computadora. Todo completamente gratis.

“Ayudamos a los jóvenes en el establecimiento de sus metas ocupacionales, ya que durante el periodo de talleres logran poner en práctica los conocimientos adquiridos en el curso vocacional”, indicó el padre.

“El poder iniciar cada trimestre, para nosotros en el Politécnico Amigó es algo que nos llena de alegría y satisfacción porque, definitivamente, estamos seguros que la única manera de contribuir a un cambio en Puerto Rico es educando a nuestros jóvenes. Estamos creando el nuevo liderazgo, los nuevos jóvenes profesionales que servirán a la comunidad en Puerto Rico”, dijo.

Según el padre, para ellos es importante ofrecer una oportunidad a estos jóvenes, más aún, en la situación actual de Puerto Rico.

“Lo único que no podemos y no queremos, es darnos ese lujo de perder la esperanza, porque tenemos la seguridad que todo esto es transitorio y así es que nosotros laboramos con nuestros jóvenes, con la fe y la certeza de que todo va a ir adelante”, subrayó.

El Politécnico Amigó está ubicado en la calle Refugio #960, en Miramar (cerca del Centro de Convenciones de Puerto Rico). Tiene matrícula abierta todo el año. Más información: (787) 725-2059 o (787) 722-3436 de lunes a viernes en horario de 7:30 a.m. a 4:00 p.m. Correo electrónico politecnicoamigo [email protected], o en www.facebook.com/politecnico amigo.


💬Ver 0 comentarios