Raúl Grijalva, presidente del Comité de Recursos Naturales del Congreso. (GFR Media)
Raúl Grijalva, presidente del Comité de Recursos Naturales del Congreso. (GFR Media)

Washington, D.C. -  Junto a los boricuas del Congreso y otros legisladores, el presidente del Comité de Recursos Naturales, Raúl Grjalva, reclamó hoy al Departamento de Salud de Estados Unidos que tome en cuenta los “desafíos y vulnerabilidades” de los territorios, principalmente Puerto Rico, al evaluar los recursos que necesitan para combatir el coronavirus.

“Instamos al Departamento de Salud a considerar la infraestructura económica y de salud pública vulnerable en los territorios al determinar los criterios para priorizar la distribución de los recursos de COVID-19 para garantizar que estas jurisdicciones reciban suficientes ‘kits’ de prueba, equipos de protección y otros suministros que salvan vidas para responder a esta pandemia”, indicaron los legisladores, en una carta al secretario Alex Azar.

En la misiva, enviada el lunes, Grijalva y sus colegas afirmaron que Puerto Rico, particularmente, requiere especial atención, pues se ha enfrentado a "una crisis económica, una serie de desastres naturales recientes y tiene acceso y tratamiento desiguales bajo los programas federales”.

Los legisladores reclamaron, entre otras cosas, conocer a más tardar el viernes las medidas que se toman para aumentar el acceso de los territorios a las pruebas de detección del novel virus, y la distribución que se ha hecho de equipos de protección personal, reactivos y otros suministros.

También pidieron que se les precise si se toma en cuenta la vulnerabilidad de la economía y los sistemas de salud de los territorios.

Los legisladores federales acentuaron que además de la crisis fiscal y las emergencias recientes a causa de desastres naturales, la población de Puerto Rico se enfrenta a riesgos adicionales, por la alta prevalencia de hipertensión, diabetes, problemas del corazón, asma, obesidad y la incidencia de enfermedades infecciosas, como el dengue.

La carta pide conocer también el listado de los sitios declarados centros principales de propagación del COVID-19 y los criterios utilizados para hacer esa designación.

La carta la firman los congresistas demócratas boricuas Nydia Velázquez (Nueva York), José Serrano (Nueva York), Alexandria Ocasio Cortez (Nueva York), y Darren Soto (Florida), al igual que la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

También la suscriben los delegados demócratas de las Islas Marianas del Norte, Gregorio Kilili Camacho Sablan; Guam, Michael San Nicolas; e Islas Vírgenes, Stacey E. Plaskett.

Como la comisionada González, del lado republicano firma la carta la delegada de Samoa americana, Aumua Amata Radewagen. Los congresistas demócratas Joaquin Castro (Texas), presidente del Caucus Hispano del Congreso;  Jesu´s  “Chuy” Garci´a (Illinois) y Juan Vargas (California), son los otros firmantes de la misiva.

El lunes, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) anunciaron una asignación de $68 millones a Puerto Rico para comprar, administrar, procesar y analizar pruebas de detección del coronavirus.

Con esos fondos, según el Departamento de Salud federal, suman $83 millones el total de fondos que ha otorgado a la isla para programas de salud relacionados al COVID-19.

Los $68 millones son parte de la más reciente ley federal para estimular la economía - la cual suplementó el estatuto Cares -, que destinó $11,000 millones para los gobiernos estatales, territoriales y tribales adquirir, procesar y suministrar pruebas de detección del virus.

Para acceder a los fondos, el gobierno de Puerto Rico deberá presentar al Departamento de Salud federal su plan para el suministro de pruebas del COVID-19, incluido el número de pruebas por mes, de diagnóstico y serológicas.

El gobierno de Puerto Rico también deberá precisar la capacidad que tiene de laboratorios, pruebas, fuerza laboral y equipo, y describir como utilizará los recursos, incluso como flexibiliza la política pública de mitigación durante la pandemia del coronavirus.