Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, al centro, habla acompañado por otros funcionarios en San Antonio. (Eric Gay)
El gobernador de Texas, Greg Abbott, al centro, habla acompañado por otros funcionarios en San Antonio. (Eric Gay)

Austin, Texas — El gobernador y el secretario de Justicia de Texas se preparaban para aplicar la prohibición a la mayoría de las interrupciones al embarazo en el estado durante el brote del coronavirus, declarando que no son procedimientos esenciales.