Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Ya en libertad, Manning, de 29 años, seguirá formando parte del Ejército (horizontal-x3)
Manning había sido condenada a 35 años de prisión, pero Obama conmutó parte de su condena solo tres días antes de abandonar la Casa Blanca. (Archivo / AP)

Washington - La exsoldado Chelsea Manning, la primera gran fuente de WikiLeaks, salió hoy de prisión tras siete años privada de libertad, una quinta parte de la pena que le había sido impuesta, gracias al perdón presidencial que le otorgó en enero el entonces presidente, Barack Obama.

Manning había sido condenada a 35 años de prisión, pero Obama conmutó parte de su condena solo tres días antes de abandonar la Casa Blanca, el 20 de enero, y fijó para hoy su fecha de liberación.

A pesar de las grandes expectativas, la liberación tuvo un perfil muy bajo, pues no hubo ningún acto de prensa y los medios solo pudieron conocer que Manning había dejado a primera hora de la mañana la prisión de seguridad media de Fort Leavenworth (Kansas) gracias a un breve comunicado de un portavoz del Ejército.

"Puedo confirmar que Manning ha sido liberada de Fort Leavenworth. En base a las restricciones de la ley de privacidad no hay nada más que pueda proporcionarle en este momento", dijo a Efe la portavoz del Ejército, Valerie L. Mongello.

Posteriormente, en un comunicado distribuido por su equipo legal, Manning expresó alegría por su liberación y, en su cuenta de Twitter, subió una foto de sus pies y, acompañado de un emoticono de una cara sonriente, colgó un mensaje: "Primeros pasos en libertad".

"Después de otros cuatro tensos meses de espera, el día finalmente ha llegado ¡Tengo tantas ganas de tantas cosas! Lo que sea que esté delante de mí, es mucho más importante que el pasado. Estoy tratando de resolver las cosas ahora, es emocionante, raro, divertido y todo nuevo para mí", dijo en un comunicado.

Ya en libertad, Manning, de 29 años, seguirá formando parte del Ejército, aunque estará de baja mientras se procesa el recurso que presentó contra su condena, que también incluía su expulsión del cuerpo militar, según informó a Efe un portavoz del Pentágono.

Mientras era analista de inteligencia militar, Manning filtró en 2010 al portal WikiLeaks más de 700.000 documentos clasificados sobre las guerras de Irak y Afganistán y cables del Departamento de Estado, lo que supuso un revés para la diplomacia estadounidense y alimentó un debate sobre el papel de Washington en el mundo.

Obama conmutó la condena a Manning en enero, debido a que en el juicio, que finalizó en el verano de 2013, asumió la responsabilidad de sus actos, dijoque se arrepentía de haber filtrado los documentos y achacó su delito a su inocencia (22 años) y a su homosexualidad mal recibida en la disciplina castrense.

Tras su sentencia, anunció que se sentía mujer y pidió que dejara de usarse su nombre de nacimiento masculino, Bradley, para pasar a ser llamada por su nuevo nombre femenino, Chelsea.

Poco antes de su liberación, su abogada, Nancy Hollander, dijo a Efe que Chelsea ha vivido estos últimos meses con "ansiedad" y con un gran deseo de poder salir de prisión para completar el tratamiento de cambio de sexo que inició en la cárcel militar de Kansas, donde no le fue fácil acceder a cosméticos o ropa femenina.

"Ha sido muy difícil para ella vivir como mujer en una cárcel para hombres, el Ejército la forzó a cortar su pelo cada dos semanas como un hombre, en detrimento de su bienestar emocional. Ha sido muy difícil para ella y por eso está feliz de poder salir y vivir como la mujer que es", dijo Hollander, quien lideró el proceso para la conmutación de pena.

En 2016, Manning trató de suicidarse en dos ocasiones y consiguió reponerse gracias a un grupo de voluntarios, que ya ha recaudado más de $135,000 dólarespara ayudarla a reincorporarse a la sociedad.

La semana pasada, en la primera declaración pública desde su condena, Manning dijo que espera "poder trabajar para mejorar la vida de los demás" y, aunque no dio detalles específicos, muchos creen que aprovechará su imagen como icono transgénero para defender los derechos de los transexuales en el Ejército.

La pena de 35 años contra Manning fue la mayor de la historia del país por la filtración de documentos y, por ello, fue entendida por grupos defensores de los derechos civiles como un intento del Gobierno de Obama por acallar a quienes revelan a la prensa malas prácticas gubernamentales.

No obstante, el delito de Manning quedó opacado por la irrupción en el verano de 2013 del exanalista de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) Edward Snowden, quien filtró detalles de programas de espionaje de amplio alcance nacional e internacional y se refugió en Rusia para evitar ser procesado en Estados Unidos.

Hasta la filtración en 2010 de Manning, el portal WikiLeaks era una organización irrelevante y su fundador, el australiano Julian Assange, un desconocido.

WikiLeaks ganó enseguida popularidad y durante la campaña presidencial del año pasado fue objeto de controversia, pues publicó información dañina para la demócrata Hillary Clinton y por ello fue acusado de servir de instrumento de la inteligencia rusa para atacar a Clinton y favorecer a Trump. 


💬Ver 0 comentarios