Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Cuba y Canadá fortalecen relaciones (horizontal-x3)
El canciller cubano Bruno Rodríguez (2-d) se reunió con el primer ministro de la provincia de Quebec, Philippe Couillard (c-i). (EFE)

LA HABANA, Cuba - Los gobiernos de Cuba y Canadá afincan sus relaciones comerciales mediante la firma de varios acuerdos de colaboración económica que acercarán a la isla a la provincia francófona de Quebec, uno de los principales socios turísticos para el mercado cubano.

El primer ministro de la provincia de Quebec, Philippe Couillard, selló hoy, martes, junto al ministro de Comercio Exterior de Cuba, Rodrigo Malmierca, tres pactos en materia de económica, incluyendo los rublos de turismo y colaboración biomédica.

“Quebec desea construir una relación sostenible y mutuamente beneficiosa con Cuba… Me complace muy especialmente que nuestras empresas, instituciones e investigadores puedan contar con un marco de cooperación que facilite la intensificación de nuestras relaciones en beneficio de los ciudadanos de nuestras dos sociedades”, dijo Couillard, quien encabeza una delegación de 40 empresas e instituciones de la provincia autónoma canadiense.

Canadá es el cuarto socio comercial de Cuba, detrás de China, Venezuela y España, informaron las autoridades cubanas. Los turistas canadienses son los que más visitan la isla, con la friolera de 1,300,000 el año pasado.

Malmierca explicó que el intercambio comercial con Canadá alcanza los $793 millones, pero sólo el 10% viene directamente de la zona de Quebec, mientras que la provincia francófona aporta cerca de la mitad de los turistas canadienses que llegan a Cuba.

“El intercambio comercial entre Cuba y Canadá ha venido creciendo a pesar de un pequeño declive en el 2015”, dijo Malmierca. “Existe un gran potencial para crecer”, agregó el funcionario.

Canadá importa de Cuba minerales como el níquel, pues compañías canadienses operan empresas de capital mixto con el gobierno cubano para extraer la materia prima y luego procesarla en suelo canadiense.  Además, es un gran consumidor de ron y tabaco cubano.

Cuba, por su parte, recibe de Canadá trigo, sulfuros, carnes de aves, cables de cobre, entre otros productos.

Malmierca indicó que las relaciones con Canadá se afincarán en el futuro, pues ha sido un socio leal, que ha mantenido las relaciones con Cuba a pesar de las disposiciones extraterritoriales que el bloqueo o embargo de Estados Unidos provoca a las empresas que hacen negocios con entidades cubanas.

La movida canadiense de dar espacio a que sus provincias negocien acuerdos de cooperación específicos con Cuba da mayor flexibilidad al comercio entre ambos países.

Varios estados de Estados Unidos han tomado medidas similares y han aprovechado los espacios creados por el presidente Barack Obama para entablar relaciones directas con la isla.

Puerto Rico, de paso, está a la espera de que se autorice la apertura de una oficina comercial en tierras cubanas, una iniciativa impulsada por el gobierno de Alejandro García Padilla que quedará a merced de quien sea el próximo gobernador del país.

Así, mientras en Puerto Rico y en el propio Estados Unidos la rueda se mueve lentamente bajo la sombra del bloqueo, países como Canadá aumentan la velocidad y aprovechan oportunidades de negocios, una movida inteligente si se quiere ganar la confianza en suelo cubano.


💬Ver 0 comentarios