Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Kevin Sullivan lamentó que el embajador "continúe atacando a los miembros" del Consejo de la OEA. (AP)

Washington - El representante interino de Estados Unidos en la Organización de Estados Americanos (OEA), Kevin Sullivan, rechazó hoy la acusación "infundada" que ha hecho el presidente venezolano, Nicolás Maduro, al Ejecutivo de su país de estar promoviendo un golpe de estado en Venezuela.

"Nada estaría más lejos de la realidad, no es algo que hemos hecho ni que haríamos", afirmó Sullivan en el Consejo Permanente de la OEA, después de que el embajador de Venezuela en el organismo, Samuel Moncada, reiterara la acusación de que hay un golpe de Estado en marcha "dirigido por EE.UU.".

Sullivan, en una breve intervención para responder a Moncada, lamentó que el embajador "continúe atacando a los miembros" del Consejo de la OEA cuando lo único que ve "son países que intentan tender una mano a Venezuela y a su institucionalidad".

Maduro dijo ayer que el Departamento de Estado de EE.UU. había anunciado en un comunicado un "golpe de Estado" para "la intervención de Venezuela".

Lo que decía el comunicado del portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, es que "a los responsables de la represión criminal (...) se les exigirán responsabilidades individuales por sus acciones" en el marco de "la comunidad internacional" y por parte "del pueblo venezolano y sus instituciones".

Moncada involucró hoy también en ese supuesto intento de golpe de Estado al secretario general de la OEA, Luis Almagro, al que culpó además de haber "llamado a la violencia y a la guerra civil" en las protestas convocadas por la oposición desde hace tres semanas.

"(Almagro) es un agente articulador del golpe de Estado dentro de esta organización y así quita credibilidad a todo lo que puedan hacer (los países miembros)", sostuvo, para añadir que "el poder de la organización se usa para instigar la violencia, a factores internos que están llamando a la violencia".

Almagro no estaba presente en la sesión, porque hoy participa en una conferencia en Miami, pero su jefe de gabinete, Gabriel Koncke, defendió que todas sus actuaciones respetan la normativa de la organización.

Moncada afirmó además que "buena parte de la violencia ocurrida en Venezuela es producto" de la declaración adoptada por consenso en la OEA el pasado 3 de abril, que afirma que en Venezuela hay una "grave alteración inconstitucional del orden democrático".

El embajador, que también es viceministro para América del Norte, insistióhoy en que ese texto no tiene validez jurídica porque la sesión en la que se adoptó fue "ilegal", unas denuncias que ya hizo la canciller, Delcy Rodríguez, hace dos semanas en el Consejo Permanente de la OEA, y que ya rechazó la secretaría de Asuntos Jurídicos del organismo. 


💬Ver 0 comentarios