Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

"Si por maniobras económicas o para hacer negocios no claros se cierra una fábrica o una sociedad empresarial y se quita el trabajo a los hombres, esta persona comete un pecado gravísimo", dijo. (EFE)

Ciudad del Vaticano - El papa Francisco aseguró hoy que se comete un pecado gravísimo cuando se "quita el trabajo" a las personas para realizar "maniobras económicas o negocios poco claros".


💬Ver 0 comentarios