Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En total, unas 2.3 millones de personas viven en las zonas más fuertemente impactadas por el huracán y las autoridades estimaban que unas 350,000 personas necesitarían ayuda inmediata. (Xavier J. Araújo Berríos)

FORT LIBERTÉ, Haití.– El puño cerrado de la naturaleza embistió con fuerza de nuevo a este desdichado país de 10 millones de habitantes, con consecuencias que ayer todavía no se conocían con total detalle, pero sí se podían imaginar. El potente huracán Matthew lo arropó el martes con vientos de hasta 145 millas por hora y cuantiosas lluvias, y ayer las autoridades de este país y organizaciones humanitarias internacionales temían que el país estuviese al borde de otra crisis humanitaria de grandes proporciones. 


💬Ver 0 comentarios