La senadora Ana Irma Rivera Lassen estará encargada de analizar la medida. (Ram—n "Tonito" Zayas)

La presidenta de la Comisión de Asuntos Laborales y Derechos Humanos del Senado, Ana Irma Rivera Lassén, advirtió esta mañana que estará examinando, en conjunto, dos proyectos de ley radicados en el cuerpo legislativo y el Proyecto de la Cámara 3, que persiguen enmendar sustancialmente el estado de derecho laboral del país.

El PC 3 fue aprobado el sábado en la Cámara de Representantes. La medida de la mayoría popular fue duramente criticada por los representantes de Movimiento Victoria Ciudadana y el Partido Independentista Puertorriqueño por presuntamente quedarse corto al compararse con la promesa de campaña del Partido Popular Democrático (PPD), que fue derogar la Reforma Laboral.

Por ejemplo, la medida no restituye la paga doble por trabajo de horas extras (salvo el caso de los estudiantes) y no deroga el “flexi time”.

“De lo que he visto ahora, entiendo que se queda corto”, manifestó. “Y no discutieron a cabalidad todos los proyectos radicados en la Cámara.

En el Senado, Rivera Lassén atendería el Proyecto del Senado 123, de la autoría de Rafael Bernabe y el Proyecto del Senado 91, de María de Lourdes Santiago. En síntesis, persiguen regresar al estado de derecho antes de la Reforma Laboral y amplían aún más derechos de los trabajadores.

“Tenemos que mirar ahora los tres proyectos. Vamos a analizar cómo fue aprobado (el PC 3). Es nuestra responsabilidad y si entendemos en el análisis hay que hacer enmiendas, probablemente estemos haciendo un proyecto sustitutivo. Estaremos haciendo ese análisis responsablemente y vamos a mirar los aspectos que se pudieron haber quedado fuera”, dijo Rivera Lassén en entrevista con El Nuevo Día.

Las vistas públicas sobre el PS 123 y el PS 91 están pautadas para los días 18 y 19 de mayo.

Rivera Lassén destacó, al hacer un análisis somero del PC 3, que la medida no restituye la paga doble.

“Ese es el tipo de análisis que tenemos que hacer acá cuando llegue el proyecto”, señaló.

En la Cámara, la representante Mariana Nogales señaló en varias ocasiones que el recurso del “flexi time” es esclavizante, en la medida en que debido a que el poder en las relaciones obrero patronales no es balanceado, este instrumento realmente se convierte en una imposición del sector patronal.

“El asunto ahí es quién decida. Cuando pone a la gente a negociar, si no hay igualdad de condiciones, se convierte en una imposición y si es una imposición, no es “flexi time”, dijo Rivera Lassén.

El sábado se suscitó en la Cámara una controversia sobre si una enmienda realizada a última hora tuvo el efecto de dejar desprovistos de los beneficios del proyecto de ley a los empleados contratados a partir de la entrada en vigencia de la Ley 4-2017 hasta que se pueda firmar la nueva ley. Rivera Lassén indicó que cualquier proyecto aprobado debe ser de beneficio para los trabajadores y las trabajadoras.

“Estoy esperando el proyecto porque no sé cómo quedó”, insistió al precisar que se tienen que actualizar tablas en que se comparaba el estado de derecho antes de la Reforma Laboral, luego de la Reforma Laboral, el efecto del PC 3 y las propuestas de Movimiento Victoria Ciudadana.

Rivera Lassén no se comprometió a culminar el trabajo en comisión de los proyectos antes del 30 de junio, cuando termina la presente sesión legislativa. Solo precisó que hay que “apretar” el paso.

💬Ver comentarios