AEE propone que la AEE lidere la transición hacia un modelo que regule el costo del servicio a base del rendimiento. (horizontal-x3)
AEE propone que la AEE lidere la transición hacia un modelo que regule el costo del servicio a base del rendimiento. (GFR Media)

Washington - El grupo de estudio Center for American Progress (CAP) afirmó hoy que para el sistema eléctrico de Puerto Rico resistir un próximo huracán, el plan debe empezar por establecer una regulación transparente y confiable.

“Crear un sistema de gobernanza fuerte para la empresa eléctrica del ELA debe ser central a ese esfuerzo”, indica un informe del CAP, divulgado hoy y preparado por Bonnie Krenz, quien fue asesora senior en el Concilio de Política Pública Doméstica de la Casa Blanca de Barack Obama.

Krenz repasa en su estudio la experiencia con los sistemas eléctricos de California, Nueva York, Hawaii, Massachusetts, Minnesota y Colorado.

Hawaii tiene como meta lograr que para 2045 el 100% de su producción energética dependa de fuentes renovables. La meta en Puerto Rico, en este momento, es un 20%, de cara a 2035.

“Examinamos las políticas y los sistemas de gobernanza del sector eléctrico en seis estados a la vanguardia de la modernización de la red y descubrimos que hay varias herramientas que estos seis estados tienen en común, incluida una comisión reguladora que es responsable de supervisar los precios de la electricidad y otras regulaciones de servicios públicos con objetivos ambiciosos para la integración de fuentes de energía renovables”, indicó Krenz.

El CAP recomienda la independencia del Negociado de Energía de Puerto Rico – antes la Comisión de Energía-, redoblar esfuerzos para aumentar la producción de energía renovable y diseñar estándares de confiabilidad que reflejen el contexto de Puerto Rico.

También propone que la AEE lidere la transición hacia un modelo que regule el costo del servicio a base del rendimiento.

“Dada la historia de corrupción y mala administración en la AEE, está claro que es improbable que el enfoque habitual siga generando mejoras significativas en la asequibilidad, confiabilidad, o reducciones de emisiones a través de la red de Puerto Rico”, agrega el informe.

El estudio sugiere que Puerto Rico utilice como punto de partida los estándares que establece la North American Electric Reliability Corporation (NERC), una organización sin fines de lucro que promueve la reducción eficiente de riesgos para la confiabilidad y seguridad de las redes eléctricas.

Aunque Puerto Rico no cae bajo la jurisdicción de esa organización, CAP sostiene que el gobierno de la isla debe adaptar esos estándares al contexto local.

El Center for American Progress es un grupo de estudio de tendencia liberal que ha puesto en marcha unaIniciativa de Política Pública Económica y Alivio para Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios