(semisquare-x3)
Con la millonaria asignación que se suma al programa del PAN, se podrá ampliar el número de beneficiarios. (GFR Media)

Washington - El liderato de la Cámara de Representantes de Estados Unidos (EE.UU.) acogió ayer la propuesta de las autoridades de Puerto Rico para asignar $600 millones adicionales en asistencia alimentaria de emergencia, como parte de los esfuerzos para suavizar los daños causados por el huracán María.

Al proponer legislación para mitigar los desastres naturales de 2018, la presidenta del Comité de Asignaciones, la demócrata Nita Lowey, también incluyó la petición del gobernador Ricardo Rosselló para revivir la exención a los gobiernos de la isla del costo de una porción de los trabajos de remoción de escombros y medidas de emergencia que financia la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

El proyecto propone además $239 millones para proyectos de reconstrucción de instalaciones de acueductos y alcantarillados impactados por los huracanes Harvey, Irma y María, lo que en teoría puede beneficiar principalmente a Texas, Florida, Islas Vírgenes y Puerto Rico.

De acuerdo a la legislación, los $600 millones en asistencia alimentaria estarían vigentes hasta septiembre de 2020.

Los fondos, independientes a los $1,800 millones anuales que se otorgan, a través del Programa de Asistencia Nutricional (PAN), permitirán dar continuidad a otros $1,270 millones asignados en octubre de 2017, que se agotan al terminar marzo.

“Este financiamiento adicional permite al gobierno de Puerto Rico aumentar los fondos a los participantes del PAN”, además de otorgar fondos a otras 153,000 personas de bajos recursos, indicó la comisionada residente en Washington, Jenniffer González, en una carta enviada el jueves a los líderes de los comités de Asignaciones, y Reglas de la Cámara.

El proyecto de asignaciones suplementarias para atender principalmente los desastres naturales de 2018- como los huracanes que azotaron a Florida, Carolina del Norte y Carolina del Sur, así como los fuegos forestales en California-, propone una asignación total de $12,140 millones.

Según la congresista Lowey, la medida también incluye lenguaje que ayudará transferir fondos sin utilizar del programa destinado a cubrir costos de matrícula para estudiantes desplazados, para ayudar a financiar la reparación de instalaciones universitarias.

El jueves, el presidente del Comité de Reglas, el demócrata Jim McGovern, había adelantado a El Nuevo Día que, tan pronto como la semana próxima, la mayoría de la Cámara baja puede llevar a votación el nuevo proyecto para mitigar desastres. Pero, también advirtió de los informes de que el presidente Donald Trump quiere frenar la asistencia federal a la Isla para mitigar el desastre causado por el huracán María.

De todos modos, la demócrata Nydia Velázquez (Nueva York) auguraba la inclusión de los fondos del PAN, los que el gobernador Ricardo Rosselló había defendido en una reunión en diciembre con la ahora speaker Nancy Pelosi.

En diciembre, Velázquez, los senadores Robert Menéndez (Nueva Jersey), Elizabeth Warren (Massachusetts), Kirsten Gillibrand (Nueva York) y Bernie Sanders (Vermont), y los congresistas Darren Soto (Florida) y Charlie Crist (Florida) habían también escrito a los líderes de los comités de Asignaciones del Senado y la Cámara baja para respaldar el pedido de las autoridades de la isla.

La comisionada González retomó esos esfuerzos, el jueves, en una carta a Lowey, McGovern, a la portavoz republicana en el Comité de Asignaciones, Kay Granger (Texas), y el líder de la minoría en el Comité de Reglas, Tom Cole (Oklahoma).

“Estamos muy entusiasmados por la inclusión de esos fondos para Puerto Rico en el proyecto cameral”, indicó Lillian Rodríguez López, portavoz de la Coalición para la Seguridad Alimentaria de Puerto Rico, al exhortar al liderato republicano del Senado estadounidense a respaldar la propuesta demócrata.

Al igual que la comisionada González, Velázquez -enlace del liderato demócrata del Congreso sobre los temas fiscales de la Isla-, cuestionó el retraso en la entrega de fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) del Departamento de Vivienda federal (HUD) y el que se haya obligado a Puerto Rico a tener que presentar estimados totales de costos antes de tener acceso a fondos de FEMA para proyectos permanentes.

Las autoridades calculan que el huracán María causó en Puerto Rico más de $100,000 millones en daños y unas 2,975 muertes.

Hasta el momento, el gobierno federal ha destinado más de $40,000 millones en fondos para suavizar el desastre provocado por el huracán. Pero, no ha distribuido los fondos principalmente destinados a los proyectos de reconstrucción y mejoras permanentes.


💬Ver 0 comentarios