Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (default-x3)

A pesar de ser  el Partido Popular Democrático (PPD) el que prevaleció mayoritariamente en las pasadas elecciones en ambos cuerpos legislativos, son senadoras novoprogresistas los que encabezan la lista de miembros con mayor tasa de participación en el Senado mientras que, a excepción de José “Joito” Pérez (PNP), son miembros de la mayoría PPD los que registran, vergonzosamente, las  tasas más elevadas de ausentismo. 

Seis de los 13 senadores populares de fila (no líderes) asistieron  a la mitad o menos de las reuniones o vistas a las que estaban obligados a comparecer.  Mientras, dos de los cinco senadores de fila (no líderes) del PNP ostentan los promedios más altos de asistencia.  Estas son las veteranas Margarita Nolasco y Migdalia Padilla, con un 70.63% y 66.66% respectivamente. Sin embargo, es su correligionario José O. “Joito” Pérez el que ostenta el bochornoso récord de un 25% de asistencia. 

Pero el estudio de participación del grupo de senadores sería impreciso, desbalanceado  o incluso injusto si se obviaran determinados criterios a la hora calcular  y analizar los datos que se desprenden de las actas. Es por ello que es obligatorio poner en perspectiva factores como el balance de a cuántas comisiones pertenece cada legislador, el volumen de trabajo que maneja en la comisión que preside y si tiene una posición de liderato, lo que los convierte en miembros ex officio. 

Los nueve líderes  (incluyendo dos expresidentes) son miembros ex officio de las 20 comisiones permanentes del Senado. Esto significa que tienen derecho a participar en todas las vistas y reuniones de todas las comisiones, pero no están obligados a asistir por reglamento y por el Código de Ética como sí lo están los 18 senadores restantes a las comisiones de las que son miembros.

Rivera Schatz, el pasado presidente, fue clase aparte en la falta de participación ya que solo se presentó en cinco convocatorias durante toda la sesión. El segundo peor de todos los  líderes  fue el portavoz alterno del PNP, Carmelo Ríos Santiago, quien apenas compareció a  34 citas, cinco más que el vicepresidente José Luis Dalmau, con la diferencia de que este último preside una comisión y el senador por Bayamón del PNP no preside ni es miembro permanente de comisión alguna.

Por su parte, la portavoz del PIP, María de Lourdes Santiago Negrón, compareció como ex officio a 50 citas, levemente por encima del promedio de los nueve líderes (46.3). Sin embargo, como miembro permanente de las comisiones de Ética y de Asuntos de la Mujer apenas se presentó en 3 de 14 citas para un 21.42%. Al considerar  su participación ex officio en comisiones habría que tomar en cuenta que Santiago, como única senadora del PIP, lleva todo el peso de la portavocía y producción de legislación de su delegación. Pero ello no explicaría el pobre récord de asistencia a la Comisión de Asuntos de la Mujer (10 ausencias en 12 citas).

En cambio, los líderes senatoriales que más se destacaron por su participación asidua en los trabajos de las comisiones fueron el presidente Eduardo Bhatia (80), el portavoz del PNP, Larry Seilhamer (75), y el expresidente Antonio Fas Alzamora (61). Este último,  además preside la Comisión de Turismo, Cultura, Recreación y Deportes y Globalización, en donde participó en otras 29 citas.

El caso de la portavoz alterna del PPD, Rossana López , es un tanto particular, puesto que como ex officio tuvo 44 comparecencias, pero además es miembro permanente de tres comisiones.  López suma otras  53 comparecencias en la Comisión de Derechos Civiles, que preside,  en la de Asuntos de la Mujer y la de Reglas y Calendario. Su asistencia a estas comisiones estableció el destacado récord de un 82.81% de participación, esto es un 12% por encima de Margarita Nolasco, la próxima senadora con mejor récord de asistencia.

A mitad del camino en participación como ex officio quedaron el portavoz de la mayoría, Aníbal José Torres Torres,  el vicepresidente  José Luis Dalmau y la independentista María de Lourdes Santiago Negrón. 

    Torres Torres no tuvo mucha participación ex officio (39), pero tiene las tareas propias de un portavoz de mayoría y además  preside la Comisión de Reglas y Calendario, que tuvo 16 convocatorias. Torres participó en todas mientras también presidió la Comisión Especial sobre Reforma Legislativa, que incluyó otras seis citas.

  Absentistas recién llegados 

El estudio de este diario   también consideró otro criterio, no determinante pero sí relevante, a la hora de poner en perspectiva el análisis de los resultados. Se puso atención a las estadísticas de los novatos,  de los cuales se tiene la expectativa de un mejor desempeño por el entusiasmo que, casi naturalmente, se les adjudica a los primerizos en el afán por demostrar que cumplen sus promesa de tenaz compromiso.

Algunos llegaron con ánimo de trabajar para el País en su primer término como senadores pero ni siquiera el entusiasmo propio de esa primera oportunidad de servir fue motivación suficiente para que algunos de los novatos cumplieran en forma mínima con  el  récord de asistencia que les exige el Código de Ética.

De hecho, los dos novatos que más fallaron en su obligación de participar en los trabajos de las comisiones a las que pertenecen, José O. “Joito” Pérez, (PNP; Distrito III  Arecibo) y Gilberto Rodríguez del Valle (PPD; Distrito Aguadilla-Mayagüez), también fueron los de peor rendimiento en cuanto a récord de asistencias  entre los 18 senadores que no ocupan puestos de liderato.

Pérez  es miembro permanente de cuatro comisiones: Hacienda, Recursos Naturales, Cooperativismo y de Desarrollo Rural. Pero apenas compareció al 25% de las vistasy reuniones ejecutivas a las cuales fue convocado.  

Rodríguez del Valle, quien  preside la Comisión de Cooperativismo, Pequeñas y Medianas Empresas, solo se personó a 79 de las 215 citas a las que fue convocado (36.74%) en las siete comisiones a las cuales pertenece. La Comisión de Cooperativismo estuvo entre las cinco menos activas con apenas ocho reuniones y seis vistas en toda la sesión.

En el otro lado del espectro de novicios se destacó Rossana López,  la líder que a su vez tuvo más responsabilidades fijas en comisiones, pues  preside la de Derechos Civiles y es miembro permanente de la de Asuntos de la Mujer y la de Reglas y Calendario. Compareció al 82.81% de las citas, el mejor rendimiento por mucho de todos los senadores que son miembros permanentes de dos comisiones o más.  

Asimismo, tuvo un participación decorosa el novato senador Miguel Pereira Castillo (PPD; Distrito VI de Guayama), que asistió al  60.23% de las citas a las que fue convocado. Pereira viene con historial de responsabilidades en el gobierno, pues fungió en distintas administraciones como  secretario de Corrección, superintendente de la Policía y director de la Autoridad de Puertos.

Los restantes senadores novatos que figuran entre los de  mejor participación fueron José Nadal Power (PPD), presidente de la Comisión de Hacienda, sin experiencia previa en el Gobierno,  seguidos por María Teresa González López, Luis Daniel Rivera Filomeno y Ramón Luis Nieves, los tres del PPD, virtualmente empatados con 54% de asistencia a sus convocatorias.

Mientras tanto, los también senadores novatos Ángel Rosa (PPD; por acumulación) y Ramón Ruiz Nieves (PPD; Distrito V de Ponce)  se quedaron en los niveles más bajos de cumplimiento (solo superados por Gilberto Rodríguez del Valle, Pedro Rodríguez y José “Joito” Pérez ) al no presentarse ni al 50% de sus trabajos de comisión.

Ángel Rosa preside la importante Comisión de Gobierno y llegó al Senado con el cartel de ser uno de los candidatos mejor calificados por ser un profesor de ciencias políticas de la Universidad de Puerto Rico. Sin embargo, participó en 48.35% de los trabajos a los cuales fue convocado.

Por su parte, Ramón Ruiz Nieves, un químico que fue representante a la Cámara durante la administración de Sila Calderón, preside la Comisión de Agricultura y solo participó en el 45.33% de las citas a las cuales fue convocado.


💬Ver 0 comentarios