William Brock Long fue entrevistado en varios programas de noticias durante el día de hoy. (semisquare-x3)
William Brock Long fue entrevistado en varios programas de noticias durante el día de hoy. (Ramón “Tonito” Zayas)

El administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA, por sus siglas en inglés), William Brock Long, sostuvo hoy, domingo, que el número de muertes causadas por el huracán María tras su paso por Puerto Rico el 20 de septiembre de 2017 va "en todas direcciones".

La expresión que el funcionario ofreció en el programa de NBC News "Meet The Press" dejó entrever que también duda sobre la validez del estudio del Instituto Milken de Salud Pública de la Universidad George Washington que examinó el número de decesos entre septiembre de 2017 a febrero de 2018 y comparó el total con las muertes que se esperaban basado en patrones históricos, realizando ajustes basados en múltiples variables.

"Los números de muertes van en todas direcciones. FEMA no realiza un conteo de muertes. Si tomas lo que está sucediendo con (la tormenta tropical) Florence, las muertes que son verificadas por los oficiales de ciencias forenses son las que tomamos”, respondió Long al ser abordado sobre las expresiones del presidente estadounidense, Donald Trump, en cuanto a la validez del estudio de la Universidad George Washington.

“Lo que sí ofrecemos son beneficios funerarios luego de un desastre para aquellos que son elegibles. Así que esos son algunos de los números que puedes ofrecer para contrastar con otros números ofrecidos", añadió.

Long no disputó el reclamo de Trump de que los demócratas inflaron el total de muertes en Puerto Rico para "hacerlo lucir lo más mal posible" en su gestión. El presidente estadounidense puso en duda que 2,975 personas fallecieron en la isla a causa del huracán mediante una serie de tuits que publicó el jueves, y culpó a los demócratas de divulgar la supuesta información incorrecta.

El gobierno de Ricardo Rosselló Nevares, que le encomendó el estudio de las muertes al Instituto Milken, aceptó los hallazgos y la cifra de decesos como oficiales.

Al ser cuestionado si creía que los estudios fueron comisionados para hacer lucir mal al presidente Trump, Long contestó que "no pienso que los estudios... no sé por qué se realizaron los estudios. Pienso que lo que estamos tratando de hacer, y en mi opinión, lo que necesitamos hacer, es averiguar por qué personas fallecieron por causas directas, como por el viento, el oleaje o por estructuras que colapsaron que, probablemente, fue de donde el número de 65 muertes salió. Pero también hay muertes indirectas, y el estudio de George Washington investigó lo que sucedió seis meses después del huracán".

"Lo que ocurre es que, hasta en este evento (la tormenta tropical Florence), puede que veas más muertes indirectas a medida que pasa el tiempo porque las personas sufren ataques al corazón por estrés, o porque se caen de sus techos al tratar de repararlos, o mueren en accidentes de tránsito al intentar cruzar una intersección sin semáforos”, sostuvo Long.

Hay muchos estudios que hemos visto... el abuso marital se dispara; sabes, no puedes acusar a nadie de abuso marital luego de un desastre. Y el presidente es muy apasionado con el trabajo que hemos realizado, me ha brindado su apoyo, al igual que a mis empleados. Apostaría que es el único presidente que ha llegado aquí con todo su gabinete a celebrar dos reuniones y para mostrar su apoyo. Y eso es lo que FEMA necesita, apoyo, pues se está repartiendo mucha culpa cuando deberíamos enfocarnos en cómo se verá Puerto Rico mañana", añadió.

El administrador de FEMA afirmó, además, que no renunciará a su puesto (al que fue designado por Trump en abril de 2017), pese a una investigación del Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security) sobre el posible uso indebido de vehículos y personal del gobierno federal para sus viajes de seis horas desde su residencia, en Carolina del Norte, a la oficina central de FEMA, en Washington, D.C.

Long negó, en la entrevista, que la secretaria de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, le haya solicitado la renuncia, e insistió en que no renunciará a su puesto.

A continuación, les ofrecemos una transcripción de la entrevista completa de Long.

Chuck Todd: Cuando comenzaron los preparativos para Florence (la semana pasada), un reportero le preguntó a Trump sobre las lecciones que aprendieron de Puerto Rico (el huracán María), y el presidente no aceptó la premisa de que hubo lecciones para aprender en Puerto Rico. Para usted, ¿hubo lecciones que aprendieron por la emergencia en Puerto Rico?

William Brock Long: Creo que el presidente fue sacado fuera de contexto. He hablado con el presidente todos los días esta semana y el secretario de Homeland Security, y discutimos lo que estamos tratando de hacer a consecuencia de lo que ocurrió el año pasado. Él está consciente de eso. La situación con Puerto Rico es que la respuesta a una emergencia de tal magnitud y la recuperación requiere un esfuerzo de equipo y comunitario. Siempre digo que el manejo de una emergencia es como una silla con cuatro patas: una patarepresenta al gobierno federal, otra pata representa al gobierno local, la tercera pata representa a las empresas privadas y organizaciones no gubernamentales (NGOs) y la cuarta pata son ustedes, los ciudadanos. Cuando una de esas patas no está...

CT: ¿Cuál de las patas no estuvo presente en Puerto Rico?

- Voy a ser honesto. FEMA fue la primera agencia en responder a la emergencia en Puerto Rico y fue la única en responder por varias semanas. Así que esto es lo que estamos haciendo para cambiar eso; estamos trabajando con el gobernador Rosselló, y al igual que yo, entró en funciones recibiendo uno de los desastres más complejos. He trabajado con Rosselló y su gabinete todos los días y les pregunto "¿cómo podemos construir una infraestructura de respuesta a emergencias más robusta?", y no solo hemos contratado a 1,800 personas, convirtiéndonos en uno de los empleadores más grandes en la isla, sino que cuento con lo mejor que Puerto Rico tiene para ofrecer. Maestros, doctores, abogados, ingenieros que ahora son parte de FEMA y que están ayudando a diseñar un futuro económico y viable mirando hacia el futuro.

CT: El presidente ha puesto en entredicho la cifra de muertes en Puerto Rico. Lo crea o no, señor Long, la Casa Blanca publicó un comunicado de prensa de trasfondo de cinco páginas citando otras cifras de muertes que fueron menores a las que aceptó el gobernador Rosselló. 2,975 personas fallecieron a causa del huracán María, según el gobierno puertorriqueño: ¿FEMA acepta ese número?

- Los números (de muertes) van en todas direcciones. FEMA no realiza un conteo de muertes. Si tomas lo que está sucediendo con Florence, las muertes que son verificadas por los oficiales de ciencias forenses son las que tomamos. Lo que sí ofrecemos son beneficios funerarios luego de un desastre para aquellos que son elegibles. Así que esos son algunos de los números que puedes ofrecer, o que pueden ser contrastados con otros números ofrecidos. Pero, fíjate, mis empleados son tan dedicados que han estado trabajando constantemente y una muerte es demasiada, pero seguimos hacia adelante.

CT: Pero, ¿por qué la Casa Blanca está tan preocupada por la diferencia entre 3,000 muertes y, digamos, otro informe que haya encontrado que fallecieron 1,800 personas? Usted dijo que no importa, pero la Casa Blanca dice que sí importa... ¿por qué?

- Bueno, te diré esto... una cosa sobre el presidente Trump es que es uno de los presidentes que más ha apoyado lo que hacemos aquí. Pienso que ha estado a la defensiva porque él sabe el arduo trabajo que mis empleados realizan todos los días manejando una situación sumamente compleja. Y es frustrante. Esos estudios, el de Harvard fue realizado de una manera distinta al estudio de la Universidad George Washington, o este estudio, o aquel estudio, y los números van en todas direcciones.

CT: Pero Trump dijo que los demócratas lo hicieron para hacerlo ver mal. ¿Usted cree que estos estudiosfueron realizados para hacer lucir mal al presidente?

- No pienso que los estudios... no sé por qué se realizaron los estudios. Pienso que lo que estamos tratando de hacer, en mi opinión, lo que necesitamos hacer es averiguar por qué personas fallecieron por causas directas, como por el viento, el oleaje o por estructuras que colapsaron que, probablemente, fue de donde el número de 65 muertes salió. Pero también hay muertes indirectas y el estudio de George Washington investigó lo que sucedió seis meses después del huracán. Lo que ocurre es que, hasta en este evento (Florence), puede que veas más muertes indirectas a medida que pasa el tiempo porque las personas sufren ataques al corazón por estrés, o porque se caen de sus techos al tratar de repararlos, o mueren en accidentes de tránsito al intentar cruzar una intersección sin semáforos. Hay muchos estudios que hemos visto... el abuso marital se dispara; sabes, no puedes acusar a nadie de abuso marital luego de un desastre. Y el presidente es muy apasionado con el trabajo que hemos realizado, me ha brindado su apoyo, al igual que a mis empleados. Apostaría que es el único presidente que ha llegado aquí con todo su gabinete a celebrar dos reuniones y para mostrar su apoyo. Y eso es lo que FEMA necesita, apoyo, pues se está repartiendo mucha culpa cuando deberíamos enfocarnos en cómo se verá Puerto Rico mañana.

CT: Un titular en el Wall Street Journal sostuvo que la Casa Blanca consideró reemplazarlo mientras Florence se aproximaba a los Estados Unidos a causa de una investigación sobre el uso indebido de vehículos oficiales. ¿Sabía sobre esta investigación y está cooperando?

- Absolutamente, y quiero dejar claro que la secretaria Nielsen nunca me solicitó la renuncia. Tenemos una relación funcional y profesional, hablamos todos los días y estamos enfocados en Florence. Y quiero ofrecer un poco de contexto sobre la investigación: mi posición de administrador de FEMA es sumamente compleja... no creo que quieras cambiar tu trabajo por el mío. Estos vehículos fueron preparados para cumplir con la directiva presidencial 40. Yo tengo un rol importante y crítico de asegurarme de que el gobierno funcione en los peores momentos de la nación a través de la continuación del gobierno. Estos vehículos están diseñados para proveer comunicación segura, y el programa se desarrolló en el 2008 y ha funcionado, para mí, como ha funcionado para cualquier otro funcionario que estuvo antes que yo. A mi entender, quizás hubo reglas que no se desarrollaron alrededor de estos vehículos que se definirán mejor en un futuro.

No tengo intención alguna de renunciar... estoy aquí para servir a mi país todos los días, y cuando esto termine, en el momento que sea, estoy listo para regresar a mi casa y estar con mi familia.


💬Ver 0 comentarios